Selene Ríos cumpliría 41

Selene Ríos cumpliría 41 años el próximo 23 de enero.
El mejor regalo para ella será ver que su periódico Central sigue en pie y fuerte.
Hoy se cumplen 7 años de su partida.

***

El 30 de noviembre Don Chilolo, tu papá vino a vacunarse contra la influenza a la oficina. Se paró frente al retrato que te hizo Jorge Patiño en la cafetería de la Ibero Puebla.

Esa foto en la que te di el periódico para que lo rompieras y decidiste comértelo para darle más drama a mi idea.

Don Chilolo solamente suspiró frente a tu retrato.

–Aquí la tienen… Mirándolos–dijo.

–Sí. Para que venga y nos regañe cuando la caguemos. Para que no se nos olviden sus risas– le dije.

Don Chilolo está bien.

Me contó que tu tío Güero está bien tras el embate de Otis a Acapulco.
Fue una sorpresa que su casa, estando en zona alta de Acapulco fuera arrasada.

No podían pasar por las calles. Ni los carros ni nada. Arrasó con el techo de la planta alta. Pero él está bien”, dijo Don Chilolo.

Se encontró la redacción llena, en día de quincena, en la fila de vacunada de todos los centralitos que quisieron anotarse para que les tocara la dosis contra la influenza.

Tú ya no lo viste, pero la última pandemia nos pegó gacho. Así que de vez en vez conseguimos vacunas para los centralitos, familias incluidas. Nos hizo tremendo paro en la primera ola del Covid-19.

Te escribo esto solo, en la redacción.
Como a veces te quedabas tú, de madrugada. A veces acompañada de Chava, a veces de David, a veces del Monito.

Te puse tangos de Adriana Varela. Amabas la versión de “Con la frente marchita” que hizo de Sabina para el disco Entre todas las mujeres.

Esa misma rola que repetimos una vez hasta el hartazgo de la madrugada con un desfile de caballitos de tequila.

Ay Gordis, ya las borracheras no me saben tan bien.
No sé si es la edad. Eso de llegar al cuarto piso es algo que no viste. Pero ya en enero de este 2024 estarías rosando los 41.

Recién preguntaba a Irlanda, tu sister, si estarías o no con el supiritaco por el cuarto piso. Jamás lo sabremos.

Dania también tiene sus teorías sobre qué sentirías de haber llegado ya a esta etapa. En general creemos que estarías histérica en un inicio, pero después de una buena fiesta, como las que te gustaban, estarías feliz de entrar en años.

Tu niño, Central, ya rebasa la estatura de varios medios que leías y otros de los que te reías. No vamos a negar las turbulencias después de los 10 años centraleros.

No hay forma de negarlo. Ha sido complicado. Si lo sabrán Quimi, Dania, Irlanda, Doña Soco y Don Chilolo.

Todos ellos siguen bien puestos.
Es increíble.
Cuidan a tu bebé como no tienes idea. Están muy pendientes. Y permiten que florezca aquí el periodismo.

Central sigue en la oficina con las mesas blancas, esas que dejabas marcadas por el cigarro que no te acababas.

Apenas Laura me recordó que tú, David y Chava se acababan una cajetilla a veces en un día. El cierre de la edición ha cambiado un tanto.
Sigue de madrugada, como te gustaba.

Nomás que yo no encuentro ya energía para seguir leyendo entre la una y las cuatro de la madrugada, como te gustaba.

Leías hasta que te sorprendiera el alba.
Y entonces recordabas que tenías que dormir.

Este 23 de enero, el mismo día que cumple años mi papá, tú también cumplirías ya tus 41 años.
Yo me burlaría mucho de ti por llegar a la edad en la que no nos imaginábamos llegar.

¿Recuerdas que alguna vez Blanca Patricia Galindo, aún en e-consulta, nos dijo que no íbamos a aguantar nuestro ritmo de fiesta y reporteada?

Qué falta me haces para una buena borrachera.
Fíjate que de López Obrador no te quiero contar mucho.
Me intriga mucho cómo sería tu relación actual con el cabecita de algodón.
No sé si seguirías idolatrándolo.
Capaz que ya estarías en las filas de la 4T.

No sé, quizá no. Nunca aceptaste que iniciaste un divorcio en cámara lenta con él, pero sería bueno saber qué pensarías de lo que hoy es Morena y la 4T. Si vieras, hartos de tus cuates priistas terminaron ahí.

No te imaginarías cómo va Puebla.
No te imaginarías cómo fue sobrevivir a Barbosa.
Y que él, que se decía tu amigo persiguió e intentó asfixiar a Central.

Pero tu niño sobrevivió incluso a las más viles traiciones. Y aquí sigue, de pie.
No te creas. Hay quienes tiene marchito el corazón y pensaron que sería bueno ver a Central desvalido, pero mira, tu familia lo cuida y lo quiere.

Hoy hay muchos chicos nuevos que no te conocieron, pero a quienes seguro tengo hartos con historias sobre ti.

No sé si se cansen de mi un día, pero yo no me canso de Central.
Y te lo escribo hoy, desde una redacción en la que ya se cerró edición, tranquila, vacía, en la que los reporteros ya se fueron a descansar y “Con la frente marchita” de Adriana Varela a todo volumen.

Ay, cuánto me haces falta aún para una buena borrachera.
Pero aquí estamos.
Añorándote y de pie. Quizá con la frente marchita, pero de pie.

Selene Ríos cumpliría 41

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

BONOBUS
Edmundo Velázquez

Edmundo Velázquez

Es egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación por la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y cursó la maestría en Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos...