¡Comparte!

La Secretaría de Gobernación (Segob) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) declararon alerta sanitaria máxima por los riesgos a la salud que representan los productos comúnmente denominados vapeadores en todas sus modalidades.

A través de un comunicado, ambas dependencias anunciaron el diseño de una estrategia para prevenir riesgos y fortalecer acciones de control sanitario a estos productos.

En su primer comunicado de riesgo a la población https://bit.ly/39CfDuR, Cofepris advirtió sobre los posibles graves daños a la salud ocasionados por estos productos.

Esa publicación es una herramienta regulatoria utilizada por varias agencias alrededor del mundo para dar a conocer información técnica sobre los riesgos sanitarios.

En el comunicado de riesgo se informa cómo la inhalación frecuente de un excipiente hallado en dispositivos de vapeo denominado acetato de vitamina E constituye un riesgo alto para la salud pues se trata de una sustancia tóxica que puede ocasionar enfermedades respiratorias agudas e incluso la muerte.

Los cigarros electrónicos (E-cig o vaporizadores) y los productos de tabaco calentado son promovidos como una alternativa para dejar de fumar; sin embargo, su eficacia no ha sido comprobada. En cambio, sus derivados de compuestos carcinógenos, sustancias tóxicas y emisiones en forma de aerosol representan un grave riesgo para quienes los consumen.

Detectan presencia de acetato de vitamina E

Un estudio realizado y compartido a la autoridad sanitaria por el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) mostró la presencia de acetato de vitamina E en más de 35 muestras de personas fallecidas que consumían dispositivos de vapeo como cigarros electrónicos.

Cofepris determinó que este riesgo es de alta prioridad para proteger la salud de las personas, por lo que anunció tres acciones contundentes para prevenir daños a la salud por esta causa:

  • Fortalece las acciones de vigilancia sanitaria, incrementando el número de visitas de verificación y aseguramientos de dispositivos, especialmente aquellos localizados en puntos con mayor riesgo de ser consumidos por personas menores de edad.
  • Refuerza la capacitación de autoridades sanitarias de las entidades federativas sobre control sanitario de este tipo de productos y los establecimientos que los venden.
  • Implementa la Jornada Nacional de Denuncia Sanitaria enfocada en promover la vigilancia y los reportes ciudadanos sobre máquinas expendedoras y puntos de venta que comercialicen estos productos.

Ningún vapeador o calentador de tabaco cuenta con autorización sanitaria, ni reconocimiento por parte de la Secretaría de Salud como productos de riesgo reducido o alternativo.

Como se informó en la primera Semana Nacional contra Riesgos Sanitarios, autoridades federales y estatales ya realizan operativos para asegurar este tipo de productos gracias a la vigilancia y denuncia ciudadana.

Etiquetas: