¡Comparte!

La Unidad Médico Familiar número 55 del IMSS, en la unidad habitacional de Amalucan, al norte de la ciudad de Puebla, está en jaque debido al aumento de contagios de coronavirus.

Este lunes 10 de enero, quedó en evidencia el caos que viven tanto los derechohabientes como el personal médico y enfermeras, luego de que distintos usuarios de redes sociales, además de los medios de comunicación, difundieran las largas filas de pacientes esperando a ser atendidos.

De acuerdo con fuentes al interior de la clínica del IMSS Amalucan, se vive un caos a consecuencia de la propagación de Ómicron, pues el personal no se da abasto para atender todos los requerimientos.

Según las fuentes consultadas, en los últimos días los médicos han atendido hasta 300 personas, en su mayoría enfermos de coronavirus, aunque no son todos los casos, situación que complica aún más la atención a los derechohabientes.

No solo eso, la clínica ya tiene desabasto de medicamentos para la atención a personas contagiadas de covid y, por si fuera poco, también hay escasez de pruebas para la detección de esta enfermedad; a tal grado que se ha enviado a los derechohabientes a hacérselas en laboratorios privados.

Pero eso no es todo, pues falta personal entre médicos y enfermeras para atender la gran demanda de pacientes que, según los videos difundidos en redes sociales, han tenido que hacer filas en la calle para ser atendidos o se les realice la prueba covid.

La variante Ómicron es más contagiosa, su propagación es más rápida. Tan solo del lunes 10 de enero al martes 11 se registraron 195 nuevos contagios de acuerdo con las cifras dadas por la Secretaría de Salud de Puebla.

Fotografía de Yonadab Cabrera Cruz

Yonadab Cabrera Cruz

Inició como reportero en 2007 y ha cubierto temas políticos, de medio ambiente así como sociales. Cuenta con dos maestrías: la primera de ellas en Mercadotecnia y Publicidad y la segunda en Desarrollo...