¡Comparte!

El Comité Directivo Estatal (CDE) de Morena exigió al Ayuntamiento de Puebla asumir el servicio del agua potable, sin anteponer posibles problemas financieros por la remunicipalización, como ha alertado Eduardo Rivera Pérez.

En un comunicado, la dirigencia estatal respaldó la decisión del gobernador Miguel Barbosa Huerta de negociar una nueva concesión con Agua de Puebla, logrando así que este vital líquido sea administrado por el gobierno municipal.

Nos sumamos a la exigencia de las y los poblanos para que sus autoridades municipales actúen con el auténtico principio de representación popular”.

De igual manera, se destacó que el Ayuntamiento de Puebla debe asumir el servicio del agua, sin anteponer los riesgos financieros que implica para el municipio. Esto, al exponer que la administración panista ha preferido aumentar los salarios de sus funcionarios.

Por ello, exigieron a Rivera Pérez actuar con austeridad, en concordancia con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, de tal forma que se pueda “combatir la fuga de recursos, la corrupción y distribuir equitativamente el presupuesto, sin generar un solo peso de deuda pública”.

Una deuda difícil de cargar

El pasado 17 de mayo, Rivera Pérez dijo coincidir con las opiniones a favor de recuperar el servicio, pero destacó que la administración no tiene recursos suficientes para absorber la deuda que actualmente tiene Agua de Puebla.

En julio del 2008, el entonces Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla (Soapap) adquirió un crédito con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) junto con el gobierno estatal, por un monto de 2 mil 201 millones 793 mil pesos, para poder garantizar la distribución del vital líquido a los hogares, mediante obras de ampliación y mejoramiento de infraestructura.

Con la entrega de la concesión a Agua de Puebla, dicha firma adquirió la deuda del Soapap. Sin embargo, hasta el 31 de marzo del 2021, aún se debían mil 207 millones de pesos, toda vez que los 994 millones 793 mil pesos restantes deben liquidarse antes del 30 de julio de 2028.

Y es que, Banobras tiene como garantía de pago el monto equivalente al 4% de las participaciones presentes y futuras del gobierno estatal, que lleguen de los ingresos federales, siendo una situación que compromete al Ejecutivo poblano.

Te puede interesar: Deuda del SOAPAP es de mil 207 mdp; inicia nuevo debate por control del agua en Puebla

Hot Sale Estrella Roja