¡Comparte!

El activista Brahim Zamora Salazar calificó de populista la implementación de asientos rosas en el transporte público de la ciudad de Puebla, pues esta medida  no previene el acoso contras las mujeres.

En entrevista para Central, el integrante del Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr) explicó que la reforma a la fracción 8 del artículo 15 de la Ley de Transportes del Estado, que aprobó el Congreso local, no resuelve un problema de fondo.

De acuerdo con Brahim Zamora, en Puebla existe un sistema de transporte público violento para la población, injusto con los choferes y que solo reporta ganancias para los concesionarios.

Por lo tanto, consideró que se debe de cambiar el modelo de transporte público para implementar medidas contra el acoso que padecen las mujeres.

En este sentido, el integrante de Odesyr recordó que a los choferes del transporte público solo les interesa recoger el mayor número de pasaje, en el menor tiempo posible, para reunir la cuota de cada vuelta.

Además, Brahim Zamora enfatizó que la implementación de los asientos rosas no debe de ser una acción parmente, y señaló que el trabajo legislativo debe enfocarse en resolver los problemas de manera estructural mediante una Ley de Movilidad.

Es necesario un cambio en el sistema de concesiones

Entre las medidas que se deben adoptar para la separación entre mujeres y hombres en el transporte público, el miembro de Odesyr recomendó cambiar el sistema de concesiones por modelos alternativos como la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA).

Estás políticas de separación de espacio funcionan en sistemas de transporte como Metro, RUTA y Metrobús porque responden a una lógica distinta de traslados”, indicó Brahim Zamora.

Al cambiar de modelo, el activista explicó que se generan rutas eficientes con un sistema de horarios, con capacidades límite y mantenimiento de unidades. Aspecto que deja atrás el modelo en donde el conductor solo recoge pasaje sin importarle exceder los límites de velocidad.

Ahí si puedes implementar medidas, por ejemplo, de segregación entre hombres y mujeres porque se tendrían, como en el caso de RUTA y en el Metro de la ciudad de México, unidades especiales o exclusivas para mujeres. Además, la prioridad del chofer sería poner atención al camino y no levantar el mayor número de pasaje posible, en el menor tiempo posible”, declaró el integrante de Odesyr. Así mismo, Brahim Zamora expuso que otra medida para prevenir el acoso en el sistema de transporte es la mejora de la infraestructura de los paraderos, porque son sitios en donde las mujeres también sufren violencia.

Te puede interesar: