Puebla, 18 de octubre del 2021

¿Quién vigila a los vigilantes?

Por Edmundo Velázquez / /
¿Quién vigila a los vigilantes?
Foto: Central

La idea históricamente aceptada de que el Gobierno mantenga el monopolio de la Seguridad Pública ha generado también el abuso de autoridad desde las corporaciones policiales.

Teóricos como Max Weber en su libro “El político y el científico” plantea que el Estado es “la institución que posee el monopolio de la violencia legítima”.

Pocas veces cuestionamos al poder mismo ante las injusticias cotidianas y siempre ha existido una duda de los ciudadanos sobre los grupos policiacos que, en teoría, buscan mantener el orden y la sana convivencia entre los ciudadanos.

En este esquema, toda área policial, ya sea una secretaría de Seguridad Pública Estatal o Municipal cuenta con una oficina que más parece de adorno. El área de Asuntos Internos. En esta oficina se supone que cualquier ciudadano podría, en teoría, acudir y señalar los atropellos por violencia en el uso excesivo de la fuerza, la falta de protocolos o cualquier otro abuso cometido por los miembros de algún elemento del cuerpo policiaco.

Pero estas áreas, supuestamente generadas para “vigilar a los vigilantes” jamás han funcionado. Trabajan de manera opaca, los ciudadanos jamás conocemos el número de expedientes abiertos, las investigaciones y en caso de que se den, las bajas de uniformados o los motivos de su salida.

Es por esto por lo que la semana pasada comenzó un ejercicio sui generis. En él participan instituciones educativas como el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del Estado de Puebla, la Universidad Ibero de la Ciudad de México y la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Puebla Capital.

La semana pasada en la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Puebla Capital finalizó una primera etapa para un proyecto que, a nivel Latinoamérica, jamás se ha realizado.

La unidad de Asuntos Internos de la SSC de la ciudad de Puebla abrió sus puertas por primera vez en décadas, para un estudio sistemático de comportamiento de esta área que siempre ha sido cuestionada por la forma en que laboran.

El objetivo fue generar un diagnóstico y análisis sobre el área y qué tanto impacta realmente o genera cambios dentro de la estructura de la Policía Municipal o el área de Tránsito Municipal en Puebla. Un primer diagnóstico ya fue elaborado y se presentó ante las autoridades municipales.

La SSC, actualmente dirigida por Lourdes Rosales Martínez, aceptó las recomendaciones que fueron producto de esta investigación.

Con esto estamos a unos pasos de un proyecto piloto para la instalación de una Agencia Municipal de Supervisión, Mejora y Reconciliación, que podría servir como una especie de cuña para esa anquilosada y opaca área conocida como Asuntos Internos.

Hay que decir que el proyecto suena utópico, pero finalmente suena a que alguien vigilaría a los vigilantes.

Por fin un área podría investigar a la Dirección de Asuntos Internos, sugerir cambios y presentar informes de cómo es que ocurren las investigaciones en contra de funcionarios públicos como los policías municipales o los agentes de tránsito.

El próximo 14 de octubre del 2021 se presentan los resultados del estudio encabezado por Ernesto López Portillo Vargas, actual coordinador del Programa de Seguridad Ciudadana de la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México y Alejandro Espriú Guerra, director ejecutivo del Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del Estado de Puebla.

Casualmente, el objetivo del estudio es que la próxima administración de Eduardo Rivera Pérez, en Puebla Capital, genera e instale la Agencia Municipal de Supervisión, Mejora y Reconciliación.

El equipo de transición de Rivera Pérez conoce ya el proyecto, y ha sido muy receptivo al tema.

No estaría nada mal que una de las primeras acciones del próximo alcalde fuera la instalación de un órgano de este tipo que vigile a quienes tienen por trabajo investigar y sancionar la corrupción en la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Puebla Capital.

Puebla sería pionera, a nivel Latinoamérica, en la generación de una oficina así.

Crucemos los dedos. 

ANTERIORES

BUAP