05 de Diciembre del 2021

En tiempos de violencia, Igualdad Sustantiva desperdicia 55 millones de pesos

Por Viridiana Lozano / /
Guía para irreverentes

Nadie puede debatirme que el problema de la violencia contra las mujeres sigue latente. Que los feminicidios este año están por rebasar a los cometidos en 2019 y que, aunque han existido, la acciones gubernamentales no alcanzan para mejorar la situación.

En ese contexto, la Secretaría de Igualdad Sustantiva que encabeza Mónica Díaz de Rivera decidió no gastarse casi ni un solo peso este 2020, más que lo ya presupuestado para sueldos y salarios.

Así es. Este año la dependencia tuvo un presupuesto de 110 millones de pesos, de los cuales decidieron no gastarse 55 millones.

Podría decirse que el subejercicio es del 50%, pero es peor, porque de esos 110 millones al menos 40 son para el Capítulo Mil, así que el subejercicio es del 100% en términos prácticos.

No encontraron un solo programa, apoyo, refugio, despensa, ¡no sé!, para ejercer el recurso que debió usarse en favor de las mujeres de Puebla.

Esto contraviene la política que ha impulsado el gobierno de Puebla de atención a las mujeres y combate a la violencia. El gobernador ha hecho énfasis en el tema desde el inicio de su administración.

Pareciera que es un caso de inocencia o de desconocimiento del ejercicio de la administración pública, pero esto se contrapone con la operación financiera que, por otro lado, se gesta en el área Administrativa y que, dicen, es manipulada por Jorge Estefan Chidiac.

Aunque del presupuesto asignado para este año, el ejercicio ha sido casi nulo, la Secretaría recibe dinero mensual del Fondo Revolvente, ese dinero —unos 75 mil pesos mensuales—  es operado por el director de Administración, Andrés Barradas Salas.

Barradas Salas es un exfuncionario de Xalapa que trajo a Puebla Consuelo Anaya, la exmorenovallista que fue acusada de alta traición cuando, a su paso de tres meses como titular de la Secretaría de Salud, la descubrieron sacando dinero para Estefan Chidiac y el PRI.

Todo parece indicar que así se está operando al interior de Igualdad Sustantiva, claro, a mucho menor escala.

Mientras, el subejercicio y el saqueo de recursos se conjugan en la dependencia,  el 2020 pinta para ser el año con más feminicidios desde que este crimen fue tipificado.

Hasta el 15 de noviembre, más de 600 mujeres terminaron en el hospital por violencia familiar.

La Alerta de Género no ha dado los resultados esperados, en 35 de los 50 municipios en donde se implementó ha incrementado la violencia machista.

¿Saben qué más se construye a la par?

Un desarrollo inmobiliario de departamentos en el que Mónica Díaz de Rivera, Consuelo Anaya y Estefan Chidiac podrían terminar siendo vecinos. 

Estaremos atentas.

ANTERIORES

Puebla GOb

Puebla GOb