05 de Diciembre del 2021

El espacio que ocupa Erazo se lo arrebató a una mujer

Por Viridiana Lozano / /

Guía para irreverentes

La designación de Fredy Erazo como magistrado del Tribunal Electoral del Estado de Puebla rompe con dos promesas de la Cuarta Transformación: la parcialidad de los órganos electorales y la equidad de género.

Que se rompa una promesa es lo de menos, para no confiar en buenas voluntades ambos preceptos están plasmados en la ley electoral, y que serían más que suficientes para tirar su nombramiento.

La relación de Erazo con el expriista Alejandro Armenta es más que obvia. Su militancia y apoyo hacia Morena quedó grabada en decenas de fotos que, antes de convertirse en magistrado, presumía en sus redes sociales.

Hay muchas en las que Erazo mira a Armenta como “Juan Diego a la Virgen de Guadalupe”, como si fuera una aparición divina y otras en las que se les ve tomados fraternalmente de la mano. Los dos, ataviados con chalecos guindas con las siglas de Morena.

tara2

Desde el 20 de octubre, Yonadab Cabrera, en su columna “Los Amantes del Poder” ya daba cuenta de su relación y el primer intento por entrometerse en la vida electoral.

En ese entonces, Armenta le creó tremendo cargo en el Senado: "Coordinador para el Desarrollo Democrático y Procesos Electorales de la Mesa Directiva, de la Cámara Alta". 

El medio de comunicación, Reporte Índigo también dio cuenta de ello, y planteó en una nota llamada “Busca el Senado ‘vigilar’ la elección”, a pesar de que ya existen órganos electorales autónomos para ello.

Como se trataba de un cargo de papel que solo le serviría para ser incluido en la nómina de la Cámara Alta, Alejandro Armenta fue más allá y decidió negociar su designación como magistrado del TEE en Puebla, misma que se concretó el jueves.

Armenta usó todos los conocimientos adquiridos como priista, las viejas mañanas que tanto critica Morena y el presidente Andrés Manuel López Obrador. Tal vez las que un día aprendió al lado de Mario Marín, a quien un tiempo también veneró.

Bueno, esto es por el lado de la parcialidad.

Pero por la equidad de género también hay otro argumento fuerte para tirar su designación. Está muy claro, en esta ocasión desde la convocatoria se debieron postular solo mujeres para el cargo.

El pasado dos de diciembre el magistrado, Reyes Rodríguez Calderón lo explicó. Cuando hay cambio de magistrado se debe alternar también el género mayoritario. Antes de la designación de Erazo el Tribunal estaba integrado por dos hombres y una mujer, ahora deben ser dos mujeres y un hombre quienes lo integren.

“Las autoridades electorales jurisdiccionales en las entidades federativas se compondrán de tres o cinco magistradas y magistrados, según corresponda, observando el principio de paridad, alternando el género mayoritario”, dice el Artículo 6 de la Ley General de Instituciones y Procesos Electorales.

Fredy Erazo, entonces, se tiene que ir. Le toca a una mujer.

Puebla GOb

Puebla GOb