20 de Febrero del 2020

Fisdai, un portazo en la cara a las víctimas de trata

Por Edmundo Velázquez / /
Fisdai, un portazo en la cara a las víctimas de trata
Foto: Central

Cuenta hasta diez

Híjole, no sé si el fiscal encargado de despacho, Gilberto Higuera Bernal, ande muy ocupando aceitando los engranes necesarios para ser electo como próximo titular de la Fiscalía General del Estado.

No sé qué estará haciendo Juan Francisco Vera Ayala, el titular de la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (FISDAI).

Tampoco entiendo por qué Andrea Ramírez, la directora de la Unidad de Trata de Personas no hizo nada. A ver si no le quitamos su tiempo cuando tenga que leer esto.

Pero da mucho coraje que haya gente interesada en ayudar a una víctima de trata y no se le haga caso.

Se le minimice y hasta se le regrese a su casa con todos sus miedos, con todos sus temores.

La semana pasada una denuncia anónima llegó al inbox de Página Negra.

Como todas las denuncias que llegan por esta y otras vías, la analizamos.

Revisamos la veracidad del usuario, el interés y urgencia en su tema,

Si podemos comunicarlo con una autoridad hacemos las conexiones necesarias.

Si se requiere más ayuda, de los lectores por ejemplo, publicamos el dato como es solicitado.

La denuncia anónima que nos llegó era de la hermana de una víctima de trata de personas.

Una mujer, cuyo nombre no podemos publicar a solicitud de ella, reportó que su hermana era víctima de trata y nos explicó a detalle lo que sufría.

Teníamos dos opciones, pasar el caso directo a Fiscalía General del Estado o enviarlo a alguna de las organizaciones que luchan contra la trata de personas de las que tenemos entre nuestro radar bien identificadas, por laborar de manera ética y responsable cada caso.

Por la peculiaridad del caso decidimos enviarlo con Anthus, organización que lleva años de lucha y que cuenta con especialistas e infraestructura para atender a las víctimas de trata. Nos consta el trabajo incansable de esta organización en el tema.

Al poco tiempo se pusieron en contacto con la persona que daba el testimonio. Tras confirmar que se trataba de un caso urgente y darle asesoría legal, canalizaron a los familiares de la víctima a la FISDAI, área encargada de la Fiscalía de Puebla para investigar el caso, rescatar a la víctima y detener al tratante.

Desde un inicio se encontraron con trabas.

La hermana de la víctima escuchó en la FISDAI solamente negativas.

Cuando llegó a reportar el caso la atendió personal poco preparado.

“No, señora, eso se trata de un problema de matrimonio. Su hermana no es ninguna víctima”, le dijeron a la hermana de la joven que es sometida por un padrote.

La familiar insistió. La víctima y otras jóvenes más padecían trata de un hombre que las enamoró y las obliga a realizar trabajo sexual.

En FISDAI siguieron con los oídos tapados al dolor de la familia de esta víctima.

Antes de siquiera escucharla ya le habían negado cualquier esperanza a la joven que sufre el problema y quizá a otras más que padecen lo mismo.

La FISDAI se negó a escuchar a esta mujer y hoy su hermana sigue siendo explotada sexualmente.

Vaya, pudieron ser muchas las mujeres rescatadas debido a que es un hecho que este padrote tiene varias víctimas que conviven entre ellas.

No hubo investigación, no hubo nada de parte de la autoridad encargada.

La pregunta es entonces, ¿qué hacen funcionarios como Juan Francisco Vera y Andrea Ramírez?

¿Por qué andan tan ocupados? ¿No que buscan demostrar mayor efectividad de Higuera Bernal?

¿Así quieren quedarse en la Fiscalía de Puebla?

CAMBIOS EN EL PENAL DE SAN PEDRO CHOLULA

Hace unos días llegó Irving Prado Triana al centro de readaptación de San Pedro Cholula como nuevo director.

Obviamente, como con todo cambio de titular en cualquier sitio vinieron varias cosas que se ajustaron.

Vinieron los traslados.

Quitaron negocios ilícitos dentro del penal.

Algunos de estos negocitos turbios ya eran un exceso.

El centro penitenciario parecía más un tianguis que otra cosa.

Las cosas no han sido del agrado a aquellos que están en contra de la ilegalidad.

Ni modo. Pero la orden fue poner en cintura el penal de San Pedro Cholula.

Y aguas, porque habrá muchos más traslados.

Primero, para evitar el hacinamiento y la sobrepoblación.

Después, para aniquilar el autogobierno que algunos reos intentaban imponer.

Veremos en cuánto surte efecto. 

ANTERIORES

Gobierno de Puebla