29 de Mayo del 2022

El IMSS La Margarita: De “matasanos” a “mataniños”

Por Edmundo Velázquez / /
CUENTA HASTA DIEZ

¿Qué pasa en el hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de La Margarita, en Puebla?

Por mes, desde septiembre, casi un caso de negligencia médica ha ocurrido en contra menores de edad y recién nacidos.

O bueno, un caso por mes es de lo que nos hemos enterado en medios de comunicación tras las denuncias que han hecho cada familia afectada.

En julio, un bebé de 36 semanas tenía que ser sometido a cirugía para que se le practicara una retinopatía, pero murió en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales.

Los médicos del IMSS La Margarita reportaron que murió por broncoaspiración. Y obviamente vino solamente una disculpa para la familia, pero ese “usted disculpe” no devolvería al bebé.

Un segundo caso se denunció en agosto cuando, durante una cesárea, médicos provocaron a un bebé una herida de a 15 centímetros de largo en su cabeza.

El IMSS reconoció en un boletín que había ocurrido el daño al bebé, pero que se trató de “una lesión accidental”.

A finales de agosto, una mujer a punto de parir llegó a un hospital privado, pero dio positivo en covid-19 por lo que, debido al convenio que se tenía con hospitales de la federación para el tratamiento de pacientes durante esta pandemia, fue enviada a La Margarita.

Al llegar no fue atendida de inmediato, a pesar de que ya se encontraba en labor de parto. Todavía tardaron horas en atenderla.

Producto de esta negligencia el bebé sufrió hipoxia neonatal, presenta afectación neurológica, está intubado y, hasta la fecha, está delicado.

Y en octubre, un bebé prematuro de 5 meses fue decretado muerto.

Cuando su padre y el personal de la funeraria acudieron al mortuorio para recoger el cuerpo, se percataron que el bebé estaba llorando.

El niño sobrevivió 5 horas a bajas temperaturas, y ahora lo conocen como Lázaro porque, literalmente, regresó de la muerte.

El caso fue el colmó del plato. Y antes de ser tomado como un milagro, fue denunciado por la negligencia que, obviamente, tuvieron los médicos del área neonatal.

El bebé Lázaro fue el que llegó a medios nacionales, pero no solo eso.

La activista Frida Guerrera, quien ha acompañado a la niña Yaz, hospitalizada en el mismo IMSS La Margarita, reveló la semana pasada que las mismas enfermeras del hospital habían sido las responsables de filtrar versiones desinformadas del caso, las cuales provocaron la detención de Alejandra, la madre de la niña, que hasta la fecha sigue en el penal de San Miguel y no ha podido verla a pesar de lo delicada que se encuentra la niña.

El caso de Yaz fue exhibido de una manera incorrecta desde las trabajadoras del nosocomio. Debido a esto, la propia Frida Guerrera acompañó a la familia de la pequeña niña para que se iniciara una queja ante la Comisión de Derechos Humanos de Puebla.

Obviamente, este solo es el primer paso para que después el caso escale a la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Y a esa queja sumamos también la que ya presentó ante Derechos Humanos, Santiago Albino, el padre del niño Lázaro, en contra del IMSS.

De más está decir todas las críticas que el gobernador Miguel Barbosa Huerta ha vertido sobre el IMSS, e incluso la solicitud directa que hizo a Zoé Robledo, titular nacional del IMSS.

Debido a las constantes quejas, desde la semana pasada llegó una inspección a médicos y enfermeras del IMSS La Margarita y en específico del área neonatal.

De eso damos cuenta hoy en PÁGINA NEGRA, en una historia que relata mi compañera Magarely Hernández.

¿Qué resultados habrá de esta inspección? ¿Qué tendremos que esperar? ¿Rodarán cabezas de entre los funcionarios de La Margarita?

Esperemos que en el sindicato del Instituto Mexicano del Seguro Social no haya cómplices a estas negligencias.

Porque si hay un sindicato que se pinta sólo para ser alcahuete de sus trabajadores, ese es el del IMSS.

Pero, antes que cualquier complicidad, debe pesar más el dolor de las familias de los niños víctimas de la negligencia.

Se merecen una respuesta, una investigación a fondo y sobre todo, la garantía de que estos casos no se repetirán.

ANTERIORES

Puebla GOb

Puebla GOb