25 de Octubre del 2020
Contagios
36,424
Muertos
4,741

Rebelión en la granja

Por Edmundo Velázquez / /
Rebelión en la granja
Foto: Central
CUENTA HASTA DIEZ

¿Recuerdan a George Orwell y su libro “Rebelión en la granja”?

En él, los cerdos se convierten en los principales instigadores de una rebelión, pero finalizan corruptos.

Caminando en dos patas y mezclándose con los hombres.

El cerdo Napoleón consigue el control total y cambia los mandamientos de los animales por una sola máxima: 

“Todos los animales son iguales pero algunos animales son más iguales que otros”.

Esta novela de Orwell es un perfecto referente del poder.

En cualquier lugar y en cualquier condición.

Y la última lucha de poder que vemos en tierras poblanas, muy interesante por cierto, es la que hoy ocupa el control de algunas carteras de la Seguridad Pública, en específico los centros penitenciarios de Puebla y, claro, la joya de la corona: el penal de San Miguel.

La rebelión entre algunos internos ha comenzado y han iniciado todo tipo de tácticas para volver al poder que les fue arrebatado con el gobernador Miguel Barbosa.

Ayer fuimos testigos de una manifestación de 40 personas, la mayoría de ellos jóvenes, que casualmente recibieron 800 dólares para llegar a Casa Aguayo y exigir la baja de algunos funcionarios penitenciarios.

Lo casual fue que la mayoría de los manifestantes no tenían ni familiares ni tenían idea de qué hacían en el lugar.

Surgió el nombre de un interno, exiliado de San Miguel desde el 30 de octubre como principal instigador de este y otros movimientos que han tratado de derrocar incluso al titular de Seguridad Pública, Raciel López Salazar.

Julio César Reyes controló en tiempos pasados el área de Estancia de Ingreso, y su negocio era torturar a los recién llegados al penal hasta que sus familiares aceptaran enviarle dinero.

Además de que a Julio César se le ubica como un interno peligroso, su actitud dentro de San Miguel provocó que fuera un obvio candidato a ser enviado al penal de Tepexi de Rodríguez, con la reubicación de más de 20 internos entre los que se incluyeron probados personajes del hampa local.

Tras la publicación de la nota sobre la explicación de esta manifestación, Julio escribió una carta bastante peculiar a Periódico CENTRAL y fue enviada desde un número de teléfono celular vía Whatsapp.

En la carta, Julio asegura que le hicieron llegar información sobre la publicación.

Información que le llegó bastante rápido, considerando que se encuentra en aislamiento en Tepexi de Rodríguez.

También, no dejemos de considerar que su respuesta el doble de rápida.

En la carta donde exige su derecho de réplica y, por supuesto, niega los hechos.

Para que no le cuente más detalles aquí la carta. Juzgue usted.

Carta

Vaya, si Julio César Reyes no es el impulsor de las tácticas de guerrilla, ¿quién o quiénes están detrás de la rebelión en la granja?

¿No teme que se haga efectivo su traslado a un penal federal en Durango?

¿Qué ganaría con desestabilizar y amedrentar la paz de San Miguel si no va a volver ahí?

¿Quién juega el papel del cerdo Napoleón dentro de esta rebelión?

Así como en el libro de Orwell, aquellos que buscan el poder inminentemente terminarán como los cerdos: anegados en la corrupción del sistema.

ANTERIORES