16 de Julio del 2019

A RUTA le han inyectado 858 millones de pesos y aún es una calamidad para los poblanos

Por Osvaldo Macuil / /

Osvaldo ident

Han pasado 6 años desde que en Puebla comenzó a funcionar el sistema metrobús denominado Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) y los usuarios no terminan por acostumbrarse. Por el contrario, se siguen quejando del pésimo servicio que les ofrecen todos los días.

El periodista Esteban López publicó en CENTRAL un reportaje en el que documentó que a las tres líneas de RUTA, el gobierno de Puebla les ha transferido un subsidio de más de 858 millones de pesos.

“La línea 1 que va de Tlaxcalancingo a Chachapa ha recibido un subsidio de más de 369 millones de pesos; a la 2 que corre por la 11 norte-sur le han transferido 458 millones de pesos; y en unos meses, la línea 3, cuya troncal es Valsequillo-CAPU ya cobró 30.7 millones de pesos”, se explica en la información publicada.

Este recurso se ha entregado con la finalidad de que los poblanos reciban un mejor servicio. Sin embargo, en la práctica esto no se ve reflejado y son más las molestias que generan a los poblanos.

La primera troncal inaugurada en 2013 es un dolor de cabeza para los poblanos. Con sus 22 unidades, incluidas 4 articuladas, los usuarios deben esperar hasta 40 minutos para abordar y llegar a su lugar de destino.

En la zona de Bosques de San Sebastián, prefieren tomar otras rutas e ir transbordando hasta el Centro que estar parados tanto tiempo.

La línea 2 que recorre la 11 norte-sur es la que tiene mayor aceptación. Es común ver tres o hasta cuatro camiones circulando por la misma zona, por lo que sus usuarios no tienen tantas quejas.

La 3 que va de Valsequillo a la CAPU y que fue inaugurada el año pasado también tiene problemas serios. En horas pico es insuficiente la oferta para la demanda. Los poblanos que se encuentran en el bulevar 5 de Mayo deben hacer malabares para meterse a una unidad.

Algunos han reportado en redes que pasan 35 minutos para lograr meterse a los camiones y llegar a su destino. Por eso siguen extrañando moverse en el Bulevar CU o en los Rápidos de San Antonio con su ruta tradicional.

Si el gobierno estatal va a seguir dando el subsidio millonario a RUTA, bien valdría la pena que se invierta en acciones concretas para mejorar el servicio. La única forma de lograr esto será escuchando a los más de 300 mil usuarios diarios que usan las tres líneas y que sufren con todas las anomalías que se presentan.