15 de Diciembre del 2019

Alonso, Rosales y la batalla (por la inseguridad) de Puebla

Por Edmundo Velázquez / /
Alonso, Rosales y la batalla (por la inseguridad) de Puebla
Foto: Central

CuentaHastaDiez

¿Cómo van con sus relaciones tóxicas en la chamba?

Porque la de los secretarios de Seguridad Pública en el Estado y el municipio de Puebla va que echa lumbre.

En lugar de una relación de coordinación, la de Lourdes Rosales y Manuel Alonso parece una relación tóxica.

La secretaria de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Puebla, María de Lourdes Rosales y el titular de Seguridad Pública del Estado, Manuel Alonso, traen una guerra obvia.

Y quedó clara con la desaparición del Grupo de Atención y Reacción Policial (GAREP).

Desde que Lourdes Rosales puso un pie en Seguridad Pública Municipal midió el terreno y sabía que tenía que cambiar prácticamente a todos los mandos, que en mayoría, todavía eran fieles a Manuel Alonso.

Y si no era por la fidelidad a Manuel Alonso, era también porque la mayoría fueron colocados en tiempos de Alejandro Santizo, algunos habían llegado incluso desde el Estado en tiempos, todavía, de Rafael Moreno Valle y Tony Gali.

Vaya, era obvio. Lourdes Rosales quería gente que se debiera a ella. Sus propios cuadros.

Y eso era totalmente entendible. El problema fue, y esto es dicho por muchos ex mandos, que la secretaria los  volteaba a ver hacia abajo con cierto aire de superioridad moral que jamás entendieron.

El reventar esa bomba llamada GAREP fue dar otra estocada a lo que tuviera el nombre de Alonso.

En respuesta, Alonso ha ajustado y cerrado filas en lo que respecta a la Capital poblana.

Si usted no lo ha notado, últimamente la Policía Estatal de Puebla anda más ocupada que nunca en la ciudad capital.

Muchos de los servicios y detenciones –de alto impacto, sobre todo– que se realizaron la semana pasada fueron precisamente por parte de miembros de la Policía Estatal.

Y eso es debido, en gran parte, a la inexperiencia de los nuevos mandos distribuidos en los 6 sectores de Policía y en los 5 sectores de Tránsito.

La  mayoría de esos mandos son inexpertos, y algunos no cumplen el complicado perfil que buscó en un inicio Lourdes Rosales.

Puede ser que la secretaria Rosales haya dado un buen y primer golpe certero eliminando el GAREP.

(Lo cual incluye encarcelar a uno de los uniformados que fue nombrado “Policía del Año 2018” por Luis Banck y Lourdes Rosales.)

El problema es que, quien tiene la sartén por el mango es Manuel Alonso.

Podrán investigar y detener cuando uniformado simpatice con el ex secretario, pero Lourdes Rosales debería de estar preocupada por lo que piensa el gobernador Guillermo Pacheco Pulido de la seguridad en la capital de Puebla.

Porque cuentan las malas lenguas que  Pacheco Pulido analiza ejercer su poder como gobernador.

Y esto implica retirarle la cortesía de la Seguridad Pública en la Capital a la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera.

Sí, porque recordemos que Puebla Capital es la sede de los tres poderes del Estado. Y de verse afectados los intereses del Estado, el gobernador puede atraer la seguridad de la Capital.

O sea, la secretaria debería estar más interesada en mostrar efectividad que en arreglar cuitas personales con Alonso.

Y ustedes, ¿cómo van sus relaciones tóxicas con sus compañeros de chamba?

ANTERIORES

300x250

WhatsApp Image 2019 12 04 at 13.53.26