25 de Noviembre del 2020

Las manzanas podridas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana

Por Edmundo Velázquez / /
Las manzanas podridas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana
Foto: Central

 CUENTA HASTA DIEZ

El reportero nunca es la nota. Nunca. No tiene por qué serlo.

Y si se convierte en la nota es usualmente por un caso lamentable.

Como el que pasó la noche del 21 de noviembre del 2019.

Mi compañera Carmen González pasaba por la zona de San Bartolo, y como buena reportera, notó que había un operativo de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Puebla.

Como haría cualquier reportero avisó a su redacción, comenzó a documentar con foto y video.

Hasta ese momento la nota iba a ser la fuerte movilización por la detención de probables narcomenudistas en esta unidad habitacional, la cual, está de más decirlo, se mantiene sometida por el consumo de drogas que se ha multiplicado en los últimos años, y que ha provocado que del 100 por ciento de las personas que delinquen, por lo menos el 70 por ciento se encuentren bajo el influjo de algún estupefaciente.

Hasta ahí, la nota iba a ser esa. Pero, la actitud, totalmente sospechosa de los uniformados que se encontraban en el lugar, llamó más la atención.

Los uniformados de las unidades con placas SM15562, SM55190, UAY2135, así como las patrullas VP-009, VP-712 y VP-715 agredieron a Carmen. Cinco uniformados, dos de ellos de chalecos verdes, ahora sabemos que forman parte de Inteligencia Municipal, comenzaron a amenazarla, a empujarla y le quitaron su teléfono celular.

“Pasé y aún no acordonaban la zona. No me acerqué mucho porque no sabía lo que estaba pasando. Llegaron dos tipos de chalecos verde. Y una mujer policía y dos policías más. Me preguntaban que por qué me acercaba. Me dijeron: 'Estás entorpeciendo el trabajo de la Policía Municipal y lo que estás haciendo un delito'”, nos relató Carmen.

Los uniformados le arrebataron el celular y comenzaron a borrar las fotos.

Uno de los agentes se fue con el teléfono, empezó a borrarlos los archivos mientras Carmen fue retenida entre la mujer policía y una agente más quienes empezaron a empujarla.

“Si no te estás quieta te vamos a subir a la patrulla”, le dijeron. Después un agente de chaleco verde le dijo: “Si te vuelvo a ver aquí, te va a ir peor y te vamos a remitir a las autoridades”.

Carmen mejor se marchó, obviamente, temerosa a que fuera a ser peor la agresión o que, en efecto, la detuvieran sin cometer ningún delito.

¿Por qué los agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Puebla temerían que se grabara su trabajo? ¿Cometían alguna anomalía? ¿O qué escondían?

Tras la agresión hemos identificado a los responsables del operativo.

Uno de ellos es el famoso “Plata”, Francisco Cruz Torres, director de Seguridad Pública Municipal.

Cruz Torres es “una joya” descubierta por María de Lourdes Rosales. Era instructor de tiro en la Academía y desde ahí lo trajo pero con resultados criticables.

El segundo responsable del operativo en el que fue agredida la reportera de Central es José Adrián López Colula, subdirector de Estrategias y Grupos Policiales.

Y el tercero es Ernesto González Escamilla, alias “El Cabezas”, quien actualmente es titular de la unidad de Inteligencia y del Grupo de Intervención Proactiva.

La constante de “Plata” y sus muchachos es la generación de operativos totalmente arbitrarios. Estos tres personajes avientan cateos sin ordenes, fabrican pruebas, manipulan indicios materiales.

Los uniformados municipales estaban molestos porque hubiera una reportera en San Bartolo y se inventaron la retención de un policía municipal para generar todo el proceso en la unidad habitacional.

No dudamos que haya delitos que perseguir en la zona.

No dudamos ni tantito que es una de unidades habitacionales con más narcomenudeo en Puebla.

De lo que dudamos es del correcto actuar de los uniformados municipales al mando de estos tres personajes.

Porque ya van varias...

El 7 de septiembre un hombre murió en los separos de Rancho Colorado después de un operativo coordinado por estos tres personajes.

Incluso se solicitó ya de parte del Poder Judicial el inicio de una carpeta de investigación en contra de la Secretaría de Seguridad Ciudadana gracias a “El Cabezas”, quien fue encargado directo del operativo.

Así que estas tres manzanas podridas parece que no tardan en contaminar a todo el balde de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

O las sacan de ahí o todas se pudren.

Por cierto, por el caso de la agresión a Carmen González la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla se puso en contacto con la redacción y se iniciará un procedimiento.

También, en teoría, la Dirección de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana contactaría a  Carmen para iniciar el proceso, pero la reportera se quedó esperando a que la buscaran como habían prometido.

La pregunta es si tomará en cuenta María de Lourdes Rosales las irregularidades que ya son constantes en sus muchachos.

¿Francisco Cruz Torres, José Adrián López Colula y Ernesto González Escamilla seguirán tan campantes agrediendo reporteros y generando operativos ilegales?

Espero que esa no sea la imagen que quiera tener la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco, de su Policía Municipal.

Porque en una de esas la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla estrena su nueva administración con una recomendación para María de Lourdes Rosales.

Y esperemos que los policías municipales vuelven a ser nota, pero por alguna buena labor.

ANTERIORES