16 de Julio del 2019

Luis Alberto Arriaga y su repentina adicción al tubo en Cholula

Por Edmundo Velázquez / /
Luis Alberto Arriaga y su repentina adicción al tubo en Cholula
Foto: Especial

CuentaHastaDiez

Luis Alberto Arriaga está definiendo muy bien las prioridades de su gobierno municipal en San Pedro Cholula.

Ya lo veíamos en la entrega pasada de esta su gustada columna que los reos del penal que se encuentra en Cholula simplemente afean su pueblo mágico.

(Si no han leído la columna pasada la pueden encontrar en esta liga: ¿A dónde van los internos del penal de Cholula?)

Y que la cosa es fácil, o los trasladan a Tepexi de Rodríguez o que los muevan a otras prisiones porque San Pedro Cholula se ve mal con un penal.

Lo que no se ve mal en San Pedro, debe de decir nuestro amigo de bigotito al estilo de Mario Bros. es abrir centros nocturnos.

Fúchila, dirá usted, querido lector.

Porque ahora sobre el bulevar Forjadores de Puebla —en el número 628 de Santiago Momoxpan, territorio ya perteneciente a San Pedro Cholula— está por abrir un nuevo table dance.

De repente el presidente de Cholula agarró una afición por el tubo muy extraña.

Pero ya sabemos, lo que no suena lógico, suena metálico.

A muchas monedas.

Para aquellos que no ubican la zona, el nuevo antro va a estar exactamente donde estuvo el extinto antro “Normandie”.

El nuevo lugar se hace llamar “Walkyria” y promete, “transformar la noche” con su próxima apertura según la manta que colocaron en la fachada.

 51132502 390619605047907 936897611829346304 n

 Este table dance va a abrirse en Cholula sin los permisos necesarios.

De entrada no creo que Protección Civil apruebe un lugar que tiene cerca un caudal, el cual pasa detrás del inmueble.

¿O así los va a dejar trabajar la actual administración municipal?

 50860304 1215091575312482 6036116255767789568 n   

   50875423 2246992775590155 4934170966377889792 n

 Y, dicen, es el primero de muchos más que representarán un jugoso negocio para su área de Giros Negros.

Porque los operadores de estos antros ya están haciendo fila en la oficina del alcalde.

Ahora sí, ya no entiendo a Arriaga, ¿no que quieren que su pueblo mágico luzca?

¡Claro! Con el arte acrobático de las damitas en el tubo piensa atraer más derrama turística.

Lo peor de todo es que Arriaga está sirviendo de ejemplo a muchos alcaldes —recién llegados a Morena— de la zona metropolitana que segurito aprobarán permisos para este tipo de lugares como si fueran enchiladas.