Friday, 14 de August de 2020

Lo que MORENA se llevó

Por Zeus Munive / /

CRÓNICASMARXIANAS

Lo que nos dejó el terremoto de ayer en el estado de México es que Morena en términos reales es quien más ganó (aunque al cierre de esta columna ya el IEEM daba por triunfador a Del Mazo). Es decir, independientemente del resultado final, el enemigo a vencer en el 2018 se llama MORENA.

Si el PRI vence será por muy poco. Gana perdiendo. En otras palabras: un triunfo pírrico.

Es que Peña Nieto fue quien se metió a operar la elección. Una elección donde echaron todo el aparato y estuvo a casi nada de que se les fuera de las manos. Lo que viene después, es que verdaderamente se le vaya de las manos.

No, no es el PAN, no son los independientes, menos el PRD, que cada vez es como la cola de Acción Nacional. El partido que tiene todo para ganar el próximo año es MORENA.

Otra de las lecturas es que los sectores empresariales, panistas y yunquistas, podrían unirse abierta o tácitamente con el PRI para evitar que Andrés Manuel López Obrador porte la banda presidencial.

Parte de lo que ocurrió en el estado de México es que los panistas, al ver a su candidata derrotada, prefirieron irse por el voto útil, prefirieron subirse al tren del priista para evitar que Morena se adueñe del estado de México.

El PRI en el 2018 irá en picada, lo que ocurrió ayer solo fue una muestra de la lucha, del hartazgo contra el sistema político mexicano en el poco tiempo que le queda de vida a Peña Nieto en Los Pinos.

En Puebla, el próximo año podría serle muy favorable para MORENA, es difícil asegurar que gane la gubernatura, pero es casi un hecho que triunfe en varios municipios y diputaciones, tanto locales como federales.

Sobre Moreno Valle podríamos decir que lo ocurrido ayer no lo baja ni lo sube en la contienda, él se abrogará el triunfo del candidato aliancista en Nayarit, debido a que supuestamente su estructura sí trabajó y operó ayer en ese estado.

Ya vimos que hasta la senadora Patricia Leal andaba haciendo de las suyas en el estado Nayarita.

Respecto al estado de México se deslindará de la derrota, e internamente tratará de descalificar a Ricardo Anaya como lo ha hecho y como lo seguirá haciendo.

Para que gane MORENA la gubernatura del estado sólo necesita lo siguiente: lanzar un buen candidato, tener una estructura que no se amedrente y no se deje comprar, dinero y lo más importante: una buena campaña de contraste.

Hay mucha tela de donde cortar.

De ahí en fuera, si piensan en seguir promoviendo a marinistas como Alejandro Armenta o figuras como Luis Miguel Barbosa, están perdidos. Los triunfos que obtengan solo serán por el arrastre de AMLO.

El PRI en Puebla no tiene canicas para jugar. Su caballada ya no solo está flaca sino raquítica.

Finalmente el PAN, como está el ambiente en el estado, tiene todo para mantener el poder. Solo es que no sepa contrarrestar o que elija malos candidatos o que la actual administración no cumpla con su palabra.

Por cierto, y nada más por puro morbo: un marinista connotado Jorge Mendoza Velarde (a) “El Porky” perdió Martínez de la Torre. Usted lo recordará porque hizo pingües negocios en el sexenio perdido de Mario Marín Torres. Lo peor es que el ex gobernador le metió mucho dinero a esa campaña. Literalmente uno le cantaría aquella bonita canción que dice: “Lástima que terminó…”

ANTERIORES