Sunday, 12 de July de 2020

Una oportunidad para combatir el cambio climático

Por Daniel Fajardo / /

¿Qué tan grave es la situación del cambio climático? en los principales encabezados y titulares de los principales espacios informativos de nuestro país, al igual que en el mundo, la nota ha tenido gran relevancia y las primeras conclusiones han llegado a la opinión pública sin que éstas sean aun la semilla que necesitamos para despertar la idea del cambio desde el núcleo de la sociedad.

¿Qué es lo que ha fallado? simplemente el que no se le da la oportunidad a la sociedad de comprender lo que realmente es el problema.

El papel de la comunicación educativa tiene como función generar una experiencia de aprendizaje donde, a través de la exposición de argumentos, la opinión pública sea persuadida poco a poco con la finalidad de que el cambio de actitudes frente a un tema se dé poco a poco hasta llegar al cambio social.

Para el caso de la información ambiental en nuestro país, nuestros mensajes siguen siendo tibios, se limitan a mencionarnos la problemática que existe bajo un discurso de denuncia sin que éste señale con claridad a los culpables y mucho menos se guíe el papel que la sociedad debe de tener para la solución del problema.

Se expone que el simple cambio de visión es suficiente pero tras varias generaciones donde el mensaje presenta el mismo argumento, se puede definir a éste como limitado y de poco resultado.

¿Qué sería si en los medios se expusiera además de la detección del problema la forma de solucionarlo? Este tema sigue siendo un asunto "VIP" que solo es tratado en cumbres a nivel mundial donde los líderes pactan compromisos de cambios que las personas simplemente no entienden, el tema les es ajeno, por cultura saben que existen pero no lo ven cercano. Se trata de darle una oportunidad a la sociedad para entender el problema y ser parte de la solución, se trata de hacer campañas que hagan sentir que el problema del cambio climático inicia, entre muchas cuasas, cuando dejamos en casa encendidas todas las luces creyendo que una reforma energética nos ampara en precio y ello valida este tipo de actos, se trata de que aprendamos a medir nuestro consumo y la manera en cómo de forma irresponsable talamos bosques, agotamos nuestras tierras y contaminamos nuestros ríos.

Son tantas las áreas en las que se tienen que trabajar que creo insuficiente el que los líderes del mundo se reúnan para discutir cuando el verdadero trabajo inicia con un proceso de comunicación educativa donde, periodismo y publicidad social de la mano busquen generar una conciencia basada en el pensamiento crítico y la responsabilidad de cada uno para ser un agente de transformación de su entorno.

Hay que darle esta oportunidad a la sociedad, hay que hacerla participar y el mejor primer paso será, una comunidad bien informada.

Comparte tu opinión conmigo en www.danielfajardo.mx

 

ANTERIORES