Sunday, 12 de July de 2020

¿Y quién le gana a "Juanga"?

Por Daniel Fajardo / /

Tras varios días de una "exagerada" cobertura sobre la muerte del cantautor Juan Gabriel y de no encontrar nada nuevo que justificara mi permanente atención en este evento decidí desconectarme algunos días de la televisión abierta.

Con asombro encendí el Televisor el día lunes y me encontré con la misma cobertura, los mismos especiales y las mismas entrevistas preguntándome con cierto hartazgo ¿Todavía sigue lo mismo? Aclaró amigo lector que entiendo que la nota seguía dando porque venía el momento del homenaje en el Palacio de Bellas Artes por lo que quizás la cobertura como evento estaba justificada y el interés de las personas por seguir cada instante de este suceso justificada, aunque abiertamente cuestiono la relevancia de esta información.

No quiero caer en redactar un texto "anti-Juan Gabriel" (además de que ya vimos cómo le fue al que lo intentó) pero sin duda una de las conclusiones que este hecho me dejó es la responsabilidad que tenemos los televidentes de lo que pasa en la Tv. (Abierta)

Los medios no son tontos, han fallecido personalidades incluso de mayor peso que el mismo Juan Gabriel (hasta que él reconocería) y las coberturas de sus fallecimientos quedan muy lejanas de la del Divo de Juárez.

Los medios al darse cuenta del interés de la sociedad, mantuvieron el ritmo de la cobertura prácticamente hasta el final sin importarles que los contenidos fueran repetitivos y monótonos, ¡Al cliente lo que mande! Y si la gente se quería despertar todos los días mirando el mismo suceso con muy pocas variables informativas fue una decisión de la audiencia.

Como contexto a la muerte del originario de Ciudad Juárez, tuvimos sol por citar, el 4to informe de gobierno, un formato de díálogo con los jóvenes muy interesante que también, siendo realistas, el interés público por estos actos es mínimo debido a la desilución que nos ha generado la política y más en estos tiempos, pero a final de cuentas noticias que merecían también estar en el primer plano de la discusión pública.

Un año tan complicado el que vivió el Presidente Peña Nieto y hoy a casi a una semana del informe prácticamente ningún medio (en televisión abierta) toca algún tema del contenido del mismo cuando el año pasado y antepasado la discusión sobre este acto nos llevó por lo menos un par de semanas.

Tampoco quiero caer en la visión radical de echarle la culpa a Juan Gabriel por este acto, inclusive él queda en este momento fuera de contexto, quien decidió qué es lo que importaba y qué es lo que quería ver era la propia audiencia quien premió durante estos días una cobertura televisiva que sin duda reafirma el poder de la audiencia y la relación simbiótica entre medio y receptores.

Tras estos días ¿Con qué nos quedamos?, ¿cuál es la utilidad y resultado de lo que decidimos mirar en las televisiones?, quien diga  que no le interesa la política y que prefiere seguir paso a paso lo que ocurría con los homenajes del cantautor, bienvenido su comentario, quien mencione que quizás la cobertura hacia otros sucesos noticiosos debió darse, bienvenido tambíen, esta colaboración no busca criticar una decisión de consumo porque cada quien tiene la libertad de buscar y mirar lo que quiera, es solo una observación del reflejo del verdadero poder de la audiencia, que habiendo cosas quizás más importantes (a nivel país), el mando del contenido que se nos presente está cargado en el consumidor de contenidos y no en el medio que lo difunde.

 

Comparte tu opinión conmigo en @danielfajardomx

 

ANTERIORES