¡Comparte!

Un día como hoy, 28 de enero, fue asesinado Lamberto Quintero, un famoso narcotraficante de su época, pero no solo eso, sino que quedo inmortalizado en un corrido que compuso e interpreto originalmente, Antonio Aguilar.

En el narcocorrido se describe que un 28 de enero, a Lamberto Quintero lo seguía una camioneta. Posteriormente, menciona que muy cerca de un lugar llamado El Salado, se escucharon dos metralletas R-15. 

Se presume que fue un cobro de cuentas debido a que tanto él como su primo Pedro Páez tenían conflictos con la familia LaFarga por la plaza de Sinaloa. Cabe destacar que en la misma, también pereció “El Chito” Lafarga, uno de sus principales adversarios.

El cuerpo de Quintero Payán se trasladó a la Clínica Santa María, en el centro de Culiacán, Sinaloa, sin embargo, no resistió y murió al poco tiempo.

Su nombre completo era Lamberto Quintero Payán, nació en la sierra de Badiraguato, Sinaloa. De hecho, Badiraguato también es famoso por ser el lugar en donde nació Joaquín “El Chapo” Guzmán, otro de los narcotraficantes más famosos de la historia de México, y quien actualmente cumple una condena de cadena perpetua en una cárcel de máxima seguridad, en Estados Unidos.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Su popularidad fue tal que incluso se realizaron dos películas basadas en su vida. En Lamberto Quintero (1987), dirigida por Mario Hernández y escrita por Sergio Molina.

En la segunda película, El hijo de Lamberto Quintero (1990) Antonio Aguilar y Pepe Aguilar forman parte del elenco. Y también estuvo a cargo de Hernández con un guion de Xavier Robles.

Actualmente los restos de Lamberto Quintero descansan en el panteón Jardines del Humaya en Culiacán, Sinaloa.

De esta manera, 47 años después de su muerte se recuerda la historia de Lamberto Quintero.

Te puede interesar:

Hot Sale Estrella Roja