¡Comparte!

Si uno de tus 12 propósitos de Año Nuevo es llevar a cabo hábitos más sustentables en diferentes aspectos de tu vida, aquí tenemos una guía práctica con tips y recomendaciones para hacer las paces con tu cuerpo y con el medio ambiente. 

Esta guía fue diseñada por la Universidad de Stanford para sus alumnos, con el fin de motivarlos a llevar a cabo acciones más responsables y sustentables con el uso de los recursos naturales y materiales.

También los instruye a la sensibilización en temas relacionados con el cambio climático, las energías renovables y la integración de espacios más verdes, sobretodo en momentos complicados como la contingencia sanitaria por covid-19 en todo el mundo.

Dentro del campus del colegio ubicado en el estado de California, Estados Unidos se toman las cosas muy en serio: En 2010, reciclaron más de 14 mil 350 toneladas de materiales, 8 mil 100 toneladas de basura. Desde 1998 redujeron el espacio de vertederos hasta un 43% y esto es considerado un gran logro. 

Cuenta con su propia planta de energía que produce electricidad que puede ser transformada en sistemas de ventilación, para calefacción o aire acondicionado, según las necesidades de la comunidad.  

En los baños, se utiliza un sistema de agua reciclada para jalar la cadena de los escusados y cuentan con un programa de conservación del agua.

Entre 2000 y 2010 han reducido el agua de uso doméstico dentro de las instalaciones de la universidad en un 21%. 

También protege el hábitat natural de la salamandra tigre y son de los pocos en preservar la especie dentro de la universidad. 

Por si fuera poco, la universidad ha creado una campaña eco friendly por mes para hacer que los estudiantes se involucren de manera activa en pro del medio ambiente, que además les ayuda en sus materias. 

Y ahora que ya conoces un poco del trabajo que han logrado llevar a cabo en los últimos 20 años con ayuda de la comunidad universitaria, checa todas las acciones que puedes llevar a cabo en casa, al estudiar, al momento de reciclar e incluso a mejorar las formas de movilidad que utilizas y que generan un impacto positivo en el planeta (casi todo adaptado a la vida fuera del campus y es aplicable en el día a día).

En casa, cuarto o departamento:

Se recomienda leer, estudiar, realizar los deberes con ayuda de la luz natural del día, así evitarás utilizar más energía por la noche ¡Abre las cortinas! 

No olvides apagar la luz de todas las habitaciones antes de salir de casa.

Si estás utilizando un sistema de aire acondicionado o calentador, asegúrate que no existan aberturas que dejen escapar el aire o la calefacción y apaga estos aparatos cuando no los uses. 

Si tus habitaciones son muy frías, abre las cortinas para que el sol caliente un poco el ambiente y cuando se oculte, cierra bien las cortinas para evitar que entre el frío. 

Al contrario, si la habitación es muy caliente, deja las cortinas y ventanas cerradas durante el día caluroso y abrelas en la noche si afuera el ambiente es más fresco. 

Al tomar un baño, reduce el tiempo de las duchas, ya que cada minuto menos en la regadera puede ahorrar hasta dos galones de agua.

Baja la presión con la que sale el agua; no abuses del agua caliente y cuando el día sea muy caluroso, prueba los baños con agua fría.

En el escusado, usa un sistema dual para equilibrar la cantidad de agua dependiendo de los desechos.

Al cepillarte los dientes, no dejes el agua corriendo. Utiliza vasos para medir la cantidad que necesitas para enjuagarte la boca. 

Recicla las botellas de plástico de tu shampoo, acondicionador, gel, entre otros productos.

Si vives con otras personas en casa, compartan la lavadora al momento de llenarla con cargas de ropa. Junta la ropa blanca de todos, la de color, sabanas, edredones o sabanas. Así evitas pequeñas cargas de ropa que pueden utilizar más agua en el ciclo de enjuagado. 

Utiliza jabones eco friendly, libres de fosfatos y otros químicos que contaminan el agua a niveles extremos.

No te olvides de secar tu ropa al aire libre, dile no a la secadora.

Si eres estudiante:

¿Tienes que imprimir algo? Utiliza hojas recicladas, imprime por ambos lados y trata siempre de elegir la opción de ahorro de tinta para gastar la menor cantidad posible. 

El extra de espacio entre tus escritos provoca que ocupes más hojas al momento de plasmarlas en papel, así que revisalo un par de veces antes para ahorrar material.

Compra una conexión inteligente para conectar todos tus electrónicos, así tendrás suficiente espacio para todos y gracias a su tecnología, descarta las tomas de energía de todos los aparatos que no estés utilizando. Por ejemplo, detecta cuando una computadora está en modo “suspendido”, así como scanners, impresoras, televisores, equipo de sonido y más que no se encuentre encendido. 

Programa tu computadora para ponerla a “dormir” después de 5 minutos de inactividad y elimina los protectores de pantalla, la verdad no los necesitas. 

Si necesitas hacer anotaciones en clase, es mejor hacerlas en tu computadora o tablet, así no gastas en cuadernos u otros suministros de papelería. Si es muy necesario, trata de utilizar antiguas libretas, lapiceros o lápices para aprovechar todas las hojas que le queden. 

Para reciclar:

Aunque muchos opinan que reciclar en una ciudad como Puebla es complicado, aquí les demostramos lo contrario.

Lo primero es separar tus residuos por material. Todo el plástico; cartón; latas, aluminio y metal; vidrio; cartones de leche y/o tetrapack; baterías; electrónicos como celulares, televisores, computadoras, discos compactos entre otros. 

¿Ya los tienes? Aquí te decimos a donde puedes llevar cada cosa. En el caso de los electrónicos, el Gobierno del Estado y el Ayuntamiento de Puebla, realizan campañas constantes de recolección de “chatarra” para que los materiales sean aprovechados de la mejor manera, así que revisa las redes del sistema de limpia del municipio. 

Tan sólo la capital poblana cuenta con 82 “Puntos Verdes”para la separación y tratamiento de los materiales que pueden ser aprovechados para su reutilización.

Por otro lado, la asociación civil “Puebla sustentable” creó el primer Mapa de Centros de Acopio de residuos, para promover el reciclaje en la ciudad y ayudar a disminuir la contaminación.

Al comer: 

Compra tus productos frescos en mercados, donde normalmente llevan vegetales y frutas recién recolectados del campo hasta la ciudad. Con ello promueves la agricultura local sustentable. 

Si decides comer fuera de casa, lleva tu propia botella de agua, plato, utensilios (cuchara, tenedor, cuchillo) bolsa y otros elementos que puedan sustituir los plásticos y el unicel. 

Si pides servicio a domicilio, compra sólo lo que vayas a comer y si te sobra algo no lo tires, guarda tus alimentos para más tarde.

Al moverte en la ciudad:

Si tienes que moverte en un radio de aproximadamente 2 kilómetros, es mejor caminar. Las distancias cortas se disfrutan mejor activando nuestro cuerpo y te tomará unos minutos llegar a tu destino. 

Si lo prefieres, saca la bici y utiliza los elementos de seguridad necesarios durante tus trayectos. Aprovecha que gran parte del primer cuadro del Centro Histórico está repleto de ciclovías. 

Gracias a la bici no utilizas combustible, no contaminas, no gastas para el pasaje y es una experiencia totalmente liberadora. 

Si no te late ninguna de estas opciones, toma el colectivo. Transportes como RUTA que ofrecen un servicio articulado de autobuses, es una buena opción.

Compra de manera consciente:

Reduce el impacto ambiental preguntándote primero si lo que vas a comprar es algo esencial, es decir ¿de verdad lo necesitas? ¿Te servirá para múltiples propósitos y/o a largo plazo? ¿Puedes comprarlo de segunda mano o tiene que ser nuevo?

Trata de comprar artículos reciclados, de segunda mano o de buena duración.

Si vives con muchas personas y haces la despensa, trata de comprar artículos al por mayor, así ahorras en los empaques individuales y suelen costar un poco menos. 

Busca productos eco friendly: jabones, detergentes, productos de limpieza o crea los tuyos con ingredientes orgánicos o naturales. Algunas recetas las encuentras en Tik Tok y otras redes sociales. 

Cuando compres electrodomésticos elige aquellos que ahorren energía. 

Compra baterías recargables y no de un solo uso. 

Compra focos ahorradores para la casa, puedes ahorrar hasta 75% de energía en tu hogar con ellos. 

Para la ropa, trata de comprar marcas que utilicen fibras naturales y pigmentos a base de agua.

Etiquetas: