¡Comparte!

La historia del póker es bastante interesante. Según las estadísticas, hoy en día juegan al póker más de 100 millones de personas, de las cuales alrededor del 60% sólo en los Estados Unidos.

Esta cifra, ya impresionante en sí misma, está destinada a crecer aún más en los próximos años gracias a las ventajas ofrecidas por el mundo virtual y los pasos de gigante realizados recientemente en el ámbito tecnológico.

A continuación, se recorrerán los momentos cruciales de la historia del póker, teniendo en cuenta su nacimiento, desarrollo y etapa actual. Además, no faltará la oportunidad de formular una hipótesis sobre la posible evolución que podría tener en el futuro próximo.

Los orígenes del póker

Es increíble pensar que, aunque el póker está tan extendido, no sólo los jugadores sino también los investigadores no saben exactamente de dónde proviene. Sin embargo, esta incertidumbre sólo hace que este juego sea aún más fascinante tanto para aquellos que se acercan a el por primera vez como para los profesionales establecidos.

Por el momento, los estudiosos están de acuerdo en que el póker puede remontarse a dos momentos específicos. Según algunos, su antepasado directo sería una especie de dominó inventado en la China del siglo X, mientras que para otros derivaría del As-nas persa del siglo XVII.

El póker moderno

La versión moderna del póker llegó a los salones llenos de humo del mítico Far West estadounidense hace dos siglos, gracias a la obra de difusión llevada a cabo primero por los marineros franceses y luego, in situ, por los barcos de vapor que surcaban las aguas del Mississippi.

Según las memorias del actor británico Joe Cowell, en la Nueva Orleans de 1829 tenía éxito un juego en el cual cuatro personas se enfrentaban utilizando una baraja de 20 cartas.

Alrededor de 1830 se pasó a utilizar barajas de 52 cartas, en 1834 el término “póker” apareció por primera vez en un escrito del jugador inglés Jonathan H. Green y en 1858 se redactó el primer reglamento oficial.

Durante la Guerra de Secesión americana (1861-65), los tipos de juego Draw, Stud y Community Card se extendieron por el “Viejo Continente”.

Nacido en la ciudad de Robstown a principios del siglo XX, el Texas Hold’em superó rápidamente el 5 Card Draw, la variante más popular hasta ese entonces.

El mérito de este éxito se debe en gran parte a Benny Binion, el magnate de los casinos que organizó la primera edición de las World Series of Poker en 1970 e insistió en que el Texas Hold’em se convirtiera en el protagonista de su Main Event a partir del año siguiente.

Juego online: el punto de inflexión del póker

Antes del 1 de enero de 1998 no era posible jugar al póker online, a menos que se tratara de sitios poco seguros. En esta fecha se llevó a cabo la primera partida legal de póker en versión digital, con manos en Texas Hold’em en modalidad Fixed Limit ($3/$6).

El primer gran avance en popularidad se produjo en 2003, cuando Chris Moneymaker ganó el evento principal de las WSOP. Si un principiante como él había logrado convertirse en campeón del mundo de póker y ganar 2,5 millones de dólares frente a unos gastos de calificación de 40 dólares, todos podían hacerlo.

A diferencia de lo que ocurría hasta no hace mucho tiempo, hoy en día ya no es necesario llegar a un casino físico para disfrutar de una partida.

Ahora, con sólo un Smartphone conectado al Internet, es posible enfrentarse a oponentes de cada parte del mundo, practicamente desde cualquier lugar y en todo momento.

Además, dado que en el universo digital no existen las limitaciones espaciales que caracterizan al físico, los jugadores tienen a mano un gran número de opciones.

Por ejemplo, en línea se puede elegir entre variantes como el Omaha y el 5 Card Stud,  participar en un torneo Sit & Go o sentarse en una mesa de cash poker, o probar las modalidades No Limit, Fixed Limit y Pot Limit.

El póker, entre pasado y futuro

Más de mil años después de su creación, el póker sigue siendo el juego de cartas más popular del mundo. Aunque a lo largo de los siglos se han hecho cambios en sus reglas y se ha dado vida a numerosas variantes y modalidades, el secreto de su éxito sigue siendo su increible capacidad de entretener y recompensar con fuertes emociones a quienes se dedican a él.

Teniendo en cuenta todas las modificaciones que han caracterizado su historia, es cierto que el póker tendrá grandes sorpresas para sus fans en un futuro cercano. Entre ellas, se supone que el uso de la realidad virtual y el desarrollo del metaverso revolucionarán para siempre la experiencia de juego de millones de usuarios.

Te puede interesar:

Etiquetas: