¡Comparte!

La temporada de Día de Muertos siempre nos pone muy nostálgicos, hasta poéticos, nos inspiramos tanto que hasta escribimos calaveritas literarias a nuestros seres queridos, amigos y conocidos o figuras políticas, como forma de satirizar la vida cotidiana de las personas y las malas costumbres de los funcionarios.

Pero, ¿qué es una calaverita literaria? Es la composición de un verso de ocho sílabas o versos octosílabos, con forma de epitafio y rimas consonantes, y se utiliza como crítica social porque conlleva un ligero toque de burla y tono irónico.

Las calaveritas literarias suelen mezclar el dolor y el luto de la muerte con el humor, el cariño y hasta el amor por la persona a la que se le dedica.

¿Cuál fue la primera calaverita literaria?

Antiguamente eran conocidas como “panteones” y se convirtieron en una de las tradiciones mexicanas más populares. Estos versos surgieron en el siglo XIX derivadas de situaciones imaginarias, o no, y de las características de la persona a la que va dirigida.

La primera calaverita literaria fue encontrada en el libro “La Portentosa Vida de la Muerte” de Fray Joaquín de Bolaños. El religioso franciscano del Colegio Apostólico de Propaganda Fide de Guadalupe, Zacatecas, dedicó el primer poema conocido a un médico. Sin embargo, las primeras calaveritas literarias se publicaron en “El Socialista”, periódico de circulación en Guadalajara.

Los mexicanos en su apasionante misión de criticar la política, utilizaron estos versos para expresar su descontento con los servidores públicos. Esta situación se ha repetido hasta el día de hoy. Sin embargo, hace unos años, estas calaveritas literarias fueron destruidas o desaparecidas para evitar las críticas del poder.

No obstante, las calaveritas literarias sobrevivieron y se hacen presentes el Día de Muertos para satirizar con humor el malestar social.

Calaveritas literarias: cómo hacerlas rápido sin perder el ritmo
Primera calaverita literaria impresa. Creditos: Especial

¿Cómo hacer las calaveras literarias?

Para escribir una calaverita literaria debe existir el contexto de la situación o la persona a la que se dirige, y el ingenio de combinar el humor con la realidad. Por eso, aquí te brindamos las principales características que debe cumplir para que sea única:

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

  1. Arma el esqueleto: consta de tres partes: principio, medio y final. Debe estar escrita en estrofas de cuatro líneas con una métrica formal pero irreverente. Es importante terminar el verso con un final inesperado para sorprender al lector.
  2. La muerte es la protagonista: da vida a tu poesía con un sinónimo de este personaje.
  3. Identifica a tu víctima: es fundamental empezar con las características de la persona a la que retratarás, ya que serán la base de tu poema.
  4. Una pizca de contexto: usa la historia de tu personaje para encajar en una situación alusiva al Día de Muertos. Pero no olvides, tiene que ser sarcástico y humorístico.
  5. ¿Tienes el ritmo o te vale?: una de las características esenciales de las calaveritas literarias es el ritmo, por lo que no se puede ignorar el aspecto sonoro. No olvides que el primer y el tercer verso deben rimar, al igual que el segundo y cuarto.

A menudo, las calaveritas literarias van acompañadas de “La Catrina”, un grabado realizado por el ilustrador José Guadalupe Posada y popularizado por el muralista Diego Rivera.

Ofrenda a la calaverita internada en el Ayuntamiento de Puebla

Te puede interesar: