¡Comparte!

El municipio de Puebla se ha convertido en un foco rojo ambiental, debido a la contaminación que registran todos los ríos, cuencas y barrancas que se encuentran en la demarcación.  

Este 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, y México ha firmado al menos 27 acuerdos, convenios y documentos con otros países en materia ambiental. 

No obstante, la brecha entre las buenas intenciones y las acciones aún es muy amplia.

De acuerdo con los datos del informe de “Calidad del agua en México”, realizado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), estas aguas representan un riesgo para los vecinos instalados en sus alrededores.

Dicho documento fue publicado en marzo de este año, aunque el monitoreo fue realizado en dos mil 50 sitios durante el 2021 y se establecieron ocho indicadores.

En el caso del estado de Puebla, se realizó el monitoreo en 118 sitios. De los cuales solo en uno de cada 10 se obtuvo una lectura positiva, al contar con nada o muy pocos contaminantes.

Se trata del Río Salado, a la altura del municipio de Coxcatlán; el Río Tecolutla entre los municipios de Huauchinango, Juan Galindo, Tlaola y Tlatlauquitepec. 

Además de la Presa Los Carros, en Tepexco; la Barranca Acuexcontitla, en Huejotzingo y el Río Atoyac, a la altura de Tlahuapan.

Mientras que 15 cuencas se mantienen en valores permitidos de contaminación como el Río Nexapa, Río Cazones, Rio San Marcos y el Atotonilco.

Sin embargo, en Puebla los niveles alarmantes de contaminación están presentes en el 78% de ríos, cuencas, presas o barrancas.

Mientras tanto, la estrategia para cuidar el agua en Puebla por parte del gobierno estatal, se limita a la restauración de jagüeyes, acciones de educación ambiental y reforestación. De acuerdo con la estrategia promovida por la actual administración.

Puebla capital, un foco rojo ambiental por contaminación de ríos
Calidad de agua en los 118 sitios de monitoreo en el estado de Puebla Creditos: Calidad del agua en México, Conagua

Puebla capital un “infierno ambiental” para pobladores

El principal propósito de Puebla, fue para ser una ciudad de descanso entre México y Veracruz. Los españoles habían elegido este lugar por sus valles nutridos por varios ríos.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

492 años después, la belleza natural se ha perdido por completo y de los ríos limpios y cristalinos solo queda el recuerdo. Pues las fábricas asentadas a las orillas de ellos las han utilizado para la descarga clandestina de químicos.

En el caso de Puebla capital, se ha convertido en un “infierno ambiental”, pues de los 33 sitios de monitoreo realizados por la Conagua, todos ellos se encuentran en color rojo.

Se trata de toda la rivera del Atoyac, del Alseseca, y el Río San Francisco. La Presa Manuel Ávila Camacho y las barrancas de San Diego Los Alamos, Manzanilla, Barranca Honda, Mixcxatlatl y la de San Antonio.

Estos cuerpos de agua son tóxicos para la población que vive en la zona aledaña a ellos, quienes deben lidiar con algunas enfermedades como:

  • Cólera
  • Fiebre Tifoidea
  • Ascariasis
  • Amebiasis
  • Hepatitis A
  • Esquistosomiasis
  • Legionelosis
  • Paludismo
  • Retraso en el crecimiento
  • Intoxicación por plomo
  • Intoxicación por arsénico

El informe de ToxiTourMexico sobre Paraísos Industriales e Infiernos Ambientales en México, identificó que, en la cuenca del Atoyac a Zahuapan, que abarca los estados de Tlaxcala, Puebla y el Estado de México, se encuentran asentadas al menos 20 mil 400 empresas.

En 2011, la CNDH emitió una recomendación (10/2017) donde concluía que las causas de la contaminación eran: 

  • La descarga de aguas residuales municipales e industriales sin previo tratamiento
  • La mala disposición y recolección de los residuos sólidos
  • La creciente expansión demográfica e industrialización desordenada de la región. 

Asimismo, se detalló que, en promedio, entre 2015 y 2019, cada dos horas y media falleció una persona por enfermedades probablemente vinculadas con la contaminación ambiental en esta zona.

Otro “infierno ambiental” del estado de Puebla: Libres-Oriental

Esta misma organización identificó otro “infierno ambiental” en Puebla. Se trata de la cuenca Libres-Oriental, donde además de la escasez de agua, está también la contaminación ambiental.

Esto debido a las industrias que están instaladas en la zona, y que realizan descargas residuales en los ríos. Como mega granjas porcícolas de la empresa estadounidense Granjas Carroll y los invernaderos de Driscoll’s.

Además de los parques de celdas fotovoltáicas de la empresa Iberdrola y la planta automotriz de Audi.

Dichas industrias consumen grandes cantidades de agua del acuífero, pero además utilizan cañones antigranizo para inhibir la lluvia y proteger su producción. Afectando gravemente a la agricultura campesina local. 

Te puede interesar:

Hot Sale Estrella Roja