¡Comparte!

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta se dijo preocupado por la orden de aprehensión por violencia familiar que se liberó en contra del titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), Francisco N. y aseguró que en ningún delito habrá impunidad, por lo que seguirán las investigaciones y solicitará más información sobre el tema.

CENTRAL publicó que el 21 de diciembre de 2021 la Jueza de Control de la Región Judicial Centro Poniente liberó una orden de aprehensión en contra del titular de la Auditoría Superior del Estado, Francisco N. por el delito de violencia familiar en contra de su pareja Joseline N. y de su hijo menor de edad.

Al respecto, el gobernador Miguel Barbosa Huerta indicó que, si se liberó la orden de aprehensión es porque ya hubo una averiguación y una determinación por parte de la autoridad judicial ante trasgresiones a la ley, y no habrá impunidad en este caso.

Sí me preocupa, creo que debe haber de parte de los servidores públicos, de todos, un comportamiento ejemplar, desde luego que debe ser así, un servidor público debe ser muy cuidadoso en su comportamiento, debe ser austero, actuar con mucho respeto frente a todos, ya no es el tiempo de las francachelas, para este gobierno se acabaron las reuniones públicas de servidores públicos con gente importante”, señaló

Dijo que todos los servidores públicos deben ser cuidadosos en su actuar, y no acudir a lugares tipo bar, table dance u otros festejos. El gobernador hizo esta acotación porque de acuerdo con la orden de aprehensión, Francisco N. estaba en estado de ebriedad cuando agredió a su pareja y su hijo.

Los servidores públicos tenemos que ser ejemplo público de un comportamiento honesto, cuidadoso, ético y una palabra que es muy compleja, hasta moral, sí, ya no se puede otra forma, y el que no lo entienda que tome sus decisiones, pero hoy los servidores públicos tienen que tener esa posición, ese desempeño

Francisco N. ya estaba bajo la lupa por su desempeño como titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), ya que a propuesta del gobernador el Congreso del Estado aprobó reformas para vigilar el actuar del auditor e incluso implementar mecanismos para facilitar su remoción.