¡Comparte!

El grupo Pro Niñez, que comenzó su altruismo hace cinco años en el Penal de San Miguel, en Puebla, acusa bloqueos. Los cuales impiden que menores de edad puedan vivir con sus madres hasta la edad permitida.

En entrevista para CENTRAL, Alejandra Acevedo Placeres, directora de Grupo Pro-Niñez A.C., comentó que desde hace siete años, la asociación tuvo el primer contacto con la realidad del Cereso. Misma que viven cientos de mujeres internadas en el Centro de Rehabilitación Social.

Acevedo Placeres denunció que desde el año 2020, no se permite ejercer el derecho de la maternidad en el penal. Misma situación que empeoró al arribo de la directora, María del Rayo Mendoza Farfán, el año pasado.

Pro Niñez apoya a hijos e hijas menores de edad de madres reclusas en el Penal de San Miguel, Puebla. Actualmente, se brinda apoyo a 175 menores de 0 a 17 años de madres presas que están bajo la tutela de familiares.

Son aproximadamente 130 menores de 0 a 10 años bajo la responsabilidad de tíos, abuelos, hermanos o primos. No obstante, hay otros 30 menores que ni siquiera conocen a su madre debido a que los sustrajeron inmediatamente después de nacer.

El Penal de Cholula es el único que cuenta con la posibilidad de que los bebés vivan con su madre, a marzo de 2023 son sólo dos bebés dentro. Y lo hacía también el penal de Huejotzingo, sin embargo, trasladaron a las internas al penal de Ciudad Serdán.

La exclusión de los menores de edad con sus madres se dio a raíz de la pandemia, Pro-Niñez señala que fue el pretexto para que los administrativos también quitaran todo tipo de ayuda. Incluidas las instalaciones que ellos mismos habían suministrado como espacios educativos y de recreación.

Con el pretexto de la pandemia sacaron a todos los bebés, en los cambios de administración y sobre todo sacaron la ludoteca”.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Derribaron y bloquearon todo tipo de ayuda que brindaba Pro Niñez 

Alejandra Acevedo detalló que derribaron la ludoteca y un área de maternidad para que al menos 36 reclusas pudieran tener a sus hijos. Debido a la falta de estos espacios, separan a las mujeres presas de sus hijos a los tres días de nacidos.

Eso fue durante la administración del exgobernador, Miguel Barbosa Huerta, cuando se les negó el acceso al inmueble para mejorar las condiciones del Penal de San Miguel.

Nosotros teníamos una ludoteca que era el único espacio educativo y de recreación que había y cuando la sacan, literal nos sacaron como desahuciados, desalojados, agarraron nuestras cosas y nos las pusieron en el patio y nos dijeron gracias ya no queremos de ustedes, incluyendo la escuela virtual”.

Está situación no es la única problemática que enfrentan las mujeres dentro del Cereso de San Miguel. Toda vez que el penal no cuenta con las condiciones básicas para que las mujeres vivan de manera digna.

Además, al buscar la manera de aportar alguno de los recursos por parte de alguien del exterior, estos no son admitidos.

Grupo Pro Niñez está asociado con más de 10 organizaciones poblanas, que, con base a la temporada, realizan campañas. Con el objetivo de apoyar con recursos económicos y materiales a los menores de edad, hijos de madres reclusas en Puebla.

Te puede interesar:

Hot Sale Estrella Roja