¡Comparte!

En Puebla, el 88% de los recursos para movilidad se destinan para infraestructura vial, priorizando a los automovilistas por encima de los peatones y ciclistas, reveló la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM) Capítulo Puebla. Sugirió que para este 2022, los gobiernos deberán establecer sus acciones privilegiando a las personas.

Lo anterior debido a la aprobación en el Senado de la República de la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial, la cual reconoce que toda persona tiene derecho a la movilidad en condiciones de seguridad vial, accesibilidad, eficiencia, sostenibilidad, calidad, inclusión e igualdad.

Esta ley se deberá homologar en las 32 entidades federativas, y las personas tendrán que ser el centro del diseño y desarrollo de los planes, programas, estrategias y acciones en la materia.

La AMTM señaló que, en la actualidad, las ciudades están diseñadas para atender a los automóviles, incluso no se preocupan por los usuarios de estos.

En lo que corresponde a Puebla, el 88% de los recursos se destinan a infraestructura vial, el 6% a la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA), el 5% a infraestructura peatonal y el 1% a la infraestructura para los ciclistas.  

De acuerdo con la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial, la jerarquía en el uso de la vía pública se debe determinar con base en la vulnerabilidad y la relevancia socioeconómica.

Queda de la siguiente manera: peatones, ciclistas, transporte público tanto usuarios como los prestadores de servicio, motociclistas, prestadores de servicios de distribución de bienes y mercancía y personas usuarias de vehículos motorizados particulares.

Los exámenes de conducir deberán realizarse de manera práctica y teórica

La asociación explicó que, dentro del ordenamiento de la ley que deberán agregar las entidades a los reglamentos de tránsito, destaca que los exámenes de conducir ahora serán teóricos y prácticos para acreditar todos los conocimientos.

Asimismo, que se deberá disminuir la velocidad en las calles por debajo de un umbral de seguridad para reducir las muertes y la gravedad de las lesiones. Una forma es el establecimiento de las zonas 30, en los sitios donde hay una presencia importante de peatones.

Los menores de 12 años deberán viajar en asientos infantiles, el casco para los motociclistas es obligatorio, así como el uso de tecnologías para la prevención y captación de infracciones, de lo cual ya se cuenta en Puebla.

Por otra parte, todos los vehículos motorizados deberán tener seguro para responder por los daños causados a terceros en su persona o bienes, en especial la pronta atención médica.

En lo que respecta a la infraestructura de los ciclistas, es preciso destacar que el gobierno del estado y el ayuntamiento de Puebla analizan retirar la ciclovía ubicada en el Bulevar Hermanos Serdán al considerar que no es funcional para la población.

CENTRAL publicó que dicha obra implementada durante el gobierno de Rafael Moreno Valle tuvo un costo de 271 millones 382 mil pesos, tiene una extensión de 14.5 kilómetros, significa que en promedio cada tramo costó 18 millones 715 mil pesos.

Etiquetas: