¡Comparte!

La diputada, Aurora Sierra Rodríguez, propuso en el Congreso de Puebla que los padres envíen a sus hijos al psicólogo, ante casos de violencia en escuelas de Puebla. Incluso, podrían recibir una multar por ignorar la salud mental. 

La representante del distrito 18 en Cholula planteó diversas modificaciones a la Ley Sobre Sistema Estatal de Asistencia Social.

Una de ellas, es reformar el artículo 18, dónde se señala que el DIF deberá trabajar con las escuelas básicas y media superior, para brindar atención médica mental en las instituciones, sobre agresiones ocurridas en los planteles.

Realizar acciones en colaboración con las instituciones de educación del nivel básico a nivel medio superior del estado. Para procurar una óptima salud mental en las y los estudiantes, con el objetivo de identificar y disminuir situaciones de violencia y/o acoso escolar. Dichas acciones deberán ir encaminadas a procurar el involucramiento de la familia nuclear del agresor”, detalla la modificación.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

A su vez, se adicionaría el artículo 30 Bis, para que los padres estén obligados a llevar a sus hijos víctimas de violencia en escuelas de Puebla o agresores, al psicólogo. En caso de que se nieguen a recibir atención de alguna institución pública.

Para garantizarlo, “se solicitará al núcleo familiar y al agresor los documentos que comprueben que se encuentran en proceso de psicoterapia de manera particular”.

En caso de no cumplir, se impondría una multa de hasta 20 Unidades de Medida y Actualización (UMAS), equivalente a mil 934 pesos.

Necesario, identificar problemas de salud

En su propuesta, Sierra Rodríguez explicó que la niñez y la adolescencia es una etapa de constantes cambios. Los jóvenes quedan expuestos a abusos y violencia, que pueden derivar en problemas de salud mental. 

Por ello, subrayó la importancia de que “no solo aprendan a identificar los trastornos psicológicos que padecen, sino que deberán contar con el apoyo de las instituciones de educación y asistencia social para recibir atención especializada u orientación con el fin de no derivarse en problemas mayores como el suicidio”.

Lo anterior, ocurre ante casos de violencia en escuelas de Puebla, como el bullying registrado en instituciones como el Colegio Benavente y el Instituto Oriente. En este último, un grupo de 14 jóvenes golpearon a un adolescente de 15 años.

Te puede interesar: