¡Comparte!

Genoveva Huerta Villegas y Augusta Díaz de Rivera, mantienen su disputa al interior del Partido Acción Nacional (PAN), para hacerse del control del ‘blanquiazul’ de cara a las elecciones del 2024.

La diputada federal y la dirigente estatal del partido, no han dejado atrás sus diferencias, después de que ambas participaron en la renovación de la dirigencia en Puebla.

Desde entonces, las diferencias entre las panistas han aumentado, al grado de lanzarse acusaciones por corrupción. 

Ni siquiera el propio dirigente nacional del PAN, Marko Cortés ha logrado la “paz” entre las poblanas. Quienes no ceden terreno para afianzarse en alguna posición dentro del próximo proceso electoral. 

Genoveva Huerta Villegas y Augusta Díaz de Rivera, fueron las únicas panistas que contendieron por la presidencia del Comité Directivo Estatal (CDE) del PAN en 2021.

La diputada federal representaba los intereses de un pequeño grupo sobreviviente del morenovallismo. Mientras que la actual dirigente veló por los intereses del “yunque” y el grupo cercano al presidente municipal, Eduardo Rivera Pérez. 

En dicho proceso, celebrado en noviembre del 2021, Díaz de Rivera se alzó con el triunfo con una diferencia de más de mil 300 votos sobre Huerta Villegas. 

Sin embargo, la diputada federal acusó anomalías en el proceso, por lo que impugnó los resultados. Mismos que fueron validados por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). 

Estas fueron las derrotas de Huerta Villegas frente a la dirigente estatal del “blanquiazul“, quien poco a poco ha afianzado su poder. 

Detectan irregularidades en cuenta pública de Huerta Villegas

Una vez en la dirigencia del partido, Augusta Díaz de Rivera inició una auditoría a la cuenta pública del PAN en su anterior administración. En la que se detectó un presunto desfalco por 7.6 millones de pesos. 

De acuerdo con la dirigente del partido, entre las irregularidades, 7.1 millones de pesos se detectaron en los presuntos apoyos entregados a las estructuras internas. 

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Mientras que medio millón de pesos, son por el presunto pago excesivo en liquidaciones a extrabajadores del CDE del PAN. 

A pesar de que Díaz de Rivera contaba con los resultados de dicha auditoría, no los hizo públicos hasta casi un año después.  

Esto, luego de que Genoveva Huerta acusó opacidad al interior del partido, al desconocer el gasto realizado por la dirigencia del partido para la ampliación del edificio del CDE. 

Esto ha llevado a ambas panistas a una “guerra” de declaraciones donde mutuamente se han acusado de corrupción.

Ante esto, Genoveva Huerta ha referido ser una perseguida política por su propio partido, al ser una de las mujeres interesadas en ser candidata por el bloque “Va X Puebla” a la gubernatura del estado. 

Esto, contrastando con Eduardo Rivera Pérez, quien no ha definido sus intenciones de participar o no en el proceso electoral del próximo año. 

Por ello, se ha vuelto incómoda para el presidente municipal de la capital poblana, a quien señala de ser el verdadero dirigente del PAN en Puebla. 

Mientras que la diputada federal ha iniciado con sus recorridos alrededor del estado para posicionarse de cara a las próximas elecciones.

Te puede interesar:

Hot Sale Estrella Roja