¡Comparte!

Militantes y regidores poblanos de Morena se instalaron en la plancha del zócalo de Puebla para poder compartir las acciones que realiza el “Frente Nacional a Favor de la Reforma Eléctrica”, el cual es encabezado por la exlacaldesa, Claudia Rivera Vivanco.

El evento tuvo presencia de Rivera Vivanco y Diego Hernández, secretario nacional de propaganda del partido, además de los regidores poblanos, quienes afirmaron que la reforma eléctrica es a beneficio de los mexicanos para poder mejorar los costos y precios de tarifas de luz.

Claudia Rivera afirmó que este frente a Favor de la Reforma Eléctrica impulsa que la ciudadanía sepa que la Reforma Eléctrica es una forma digna de poder demostrarles a los ciudadanos la importancia de ver por las futuras generaciones.

Esta es una reforma que sobretodo tenemos que empujarla en Puebla, es una reforma que va a beneficiar no a una persona o partido político sino a más de 130 millones de mexicanos”.

Por su parte, Diego Hernández destacó que la Reforma Eléctrica tiene tres puntos centrales, entre ellos, elevar a rango constitucional el acceso a la luz y la finalidad de nacionalizar el litio.

Afirmó que el litio es el “oro blanco del país”, por ello, la nacionalización del litio es primordial para garantizar que no se privatice en el país ya que es un elemento fundamental como energía renovable del futuro.

Así como lo hizo en el (año) 38 (1938), Lázaro Cárdenas garantizó que los ingresos petroleros se quedaran en el estado mexicano y fueran en beneficio del pueblo de México, en 2022 López Obrador  va a hacer lo mismo pero con el litio, el mineral del futuro, el oro blanco porque además muy hipócritamente la oposición quiere que se privatice”.

Morena acusa al INE de querer suspender asambleas de la Reforma Eléctrica

En un documento firmado por diputados federales de Morena, PT y Partido Verde, expusieron que suspender las asambleas de la Reforma Eléctrica implicaba frenar las actividades legislativas ante la próxima modificación a la ley. Las fuerzas políticas consideraron un “despropósito” suspender el ejercicio de participación.

Justificaron que los legisladores tienen la responsabilidad de informar sus actividades y poner a consideración de la ciudadanía cambios importantes como la Reforma Eléctrica; y es facultad de los diputados transparentar las implicaciones de estos cambios, que no deben considerarse propaganda gubernamental.