¡Comparte!

“Mi hijo no era una persona violenta, estoy muy sorprendida por lo que hizo”, declaró Adriana Reyes, madre de Salvador Ramos, autor del tiroteo en una escuela primaria de Uvalde, Texas, donde 21 personas resultaron muertas.

En entrevista con el diario británico The Daily Mail, la mujer recordó que su hijo era un joven “solitario” y “sin muchos amigos”.

La señora dijo al respecto que no era una persona violenta, por lo que le “sorprendió” cuando Ramos abrió fuego contra niños y profesores de Robb Elementary.

De acuerdo con la información del rotativo, Reyes dijo que su hijo era reservado y no tenía muchos amigos, pero negó que tuviera una relación complicada con él. “Tenía una buena relación con él, aunque él era reservado”, enfatizó.

La última vez que lo vio ―dijo― fue el pasado lunes por su cumpleaños, cuando le regaló una tarjeta de felicitación y un peluche del personaje Snoopy.

Rezo por las familias [de las víctimas] y por todos los niños inocentes. Esos niños no tuvieron ningún papel en esto”, dijo al respecto desde la unidad médica donde es atendida la abuela de Salvador, a quien le disparó en el rostro.

Adriana Reyes, madre de Salvador Ramos, cuenta cómo era su hijo y pide “no juzgarlo”.

“Él tenía sus razones; perdonen a mi hijo”

En una entrevista aparte con Noticieros Televisa, Adriana Reyes reconoció que su hijo tenía sus razones para haber actuado de esa forma.

No sé lo que estaba pensando, él tenía sus razones para hacer lo que hizo, y por favor, no lo juzguen, […] perdonen a mi hijo, yo sé, él tenía sus razones”.

Salvador Ramos, quien había sido estudiante en la escuela secundaria de Uvalde, asesinó a 19 niños y dos adultos de una escuela primaria de la misma localidad de Texas, una de las peores masacres que ha vivido Estados Unidos en los últimos años, con dos rifles que compró cuando cumplió 18 años apenas este mes de mayo.

El joven ingresó el martes al Robb Elementary School de Uvalde tras haber tenido un accidente de tráfico. Dentro de la escuela abrió fuego contra alumnos y profesores, antes de ser abatido por la policía. El Departamento de Seguridad de Texas dijo que vestía chaleco antibalas.

―Con información de Sin Embargo y SDP Noticias

Etiquetas: