¡Comparte!

Javier B. fue la víctima con las que las estafadoras de Tinder tuvieron un jugoso asalto en el mes de septiembre en Puebla.

De su casa en la zona de Zavaleta se llevaron pantallas planas, juegos de video, relojes, perfumes, teléfonos celulares y un automóvil. Su familia lo encontró inconsciente después de que salió con una joven que contactó en Tinder.

El modus operandi fue el mismo. Javier hizo “match” con la joven que fue el anzuelo. Morena clara, de estatura baja, curvilínea y guapa. Después de que empezaron a hablar en la aplicación intercambiaron sus números y pasaron a WhatsApp.

Vía WhastApp acordaron verse en un bar. Una vez que se conocieron la joven comenzó a preguntarle si le gustaría intentar un trío con una amiga suya.

La verdad fue por caliente. Me enseñó a la amiga en fotos y también se caía de buena. Las dos estaban muy guapas”.

La segunda joven era un rubia exuberante, alta, delgada. Tenía tatuajes en los brazos. Las fantasías de Javier por hacer un trío con ambas provocaron que siguieran bebiendo y accedió después a llevarlas a su casa en su auto último modelo.

En entrevista con PÁGINA NEGRA, a víctima de las estafadores de Tinder, Javier B., detalló que una vez que llegaron a su casa le pusieron algo en su bebida.

Yo creo que fueron esos ‘polvos colombianos’. No sé, es una droga nueva. Sí, tuve sexo con las dos pero en algún momento me quede dormido. Me perdí pero creo que fue por la droga”.

Mientras Javier dormía las mujeres revisaron su casa, encontraron aproximadamente 20 mil pesos en efectivo.

Tomaron dos teléfonos celulares de alta gama, todas sus tarjetas y realizaron compras a través de aplicaciones y tiendas en línea. También se llevaron ropa de marca y perfumes.

Entre el dinero de sus tarjetas y las compras, le generaron una deuda de casi 180 mil pesos. Después cargaron con todas sus cosas a su carro.

Yo calculo que se llevaron como 400 mil pesos entre todas las cosas, más mi carro”.

Su vecina escuchó que su auto salió alrededor de las 5:00 de la madrugada, lo que le extraño pues conocía la rutina de Javier.

Pero no era Javier. Las dos mujeres que se iban del luga se llevaron el carro lleno de todas las cosas. Pantallas planas y consolas de videojuegos.

Cuando dieron aviso a sus familiares encontraron a Javier inconsciente pero vivo. Su casa estaba prácticamente revuelta y vacía.

Fue la calentura más cara de mi vida. Ocurrió en septiembre y todavía no me repongo económicamente de todo lo que se llevaron. Yo sé que fue muy inconsciente de mi parte y pues la estoy pagando caro”.

Este diario digital reportó por lo menos tres casos en Puebla, uno en San Pedro Cholula en donde las mujeres que son usadas como señuelos fueron captadas en video y uno más en Tehuacán con un modus operandi similar.

En la mayoría de las ocasiones esta banda delictiva también ha utilizado moteles y algunas de sus víctimas han sido encontradas inconscientes.

Debido a esto la Asociación de Hoteles y Moteles en Puebla realizó ayer un exhorto a sus usuarios para evitar ser víctimas de esta banda delictiva que opera en varias ciudades de estados como Morelos, Hidalgo y Querétaro.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Te puede interesar:

Edmundo Velázquez

Edmundo Velázquez

Es egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación por la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y cursó la maestría en Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos...