¡Comparte!

Autoridades municipales, estatales y federales realizaron un operativo en la 46 Poniente, en Puebla. Esta zona es popular porque en ella se comercializan todo tipo de autopartes.

La intervención policial se dio días después de que concluyera otro operativo en la misma zona, que duró una semana.

Minutos antes de las 13:00 horas de este 13 de agosto automovilistas reportaron el paso de un convoy de policías municipales, estatales, ministeriales y federales.

Uniformados aseguraron mercancía robada.
Patrulla de la Policía Estatal cerrando una de las calles mientras se realizaba el operativo. Creditos: Jesús Lima
El operativo en La 46 Poniente se realizó aproximadamente a las 13:00 horas.
Elementos de la Agencia Estatal de Investigación afuera de un comercio. Creditos: Jesús Lima

Posteriormente, se indicó que agentes de Tránsito Municipal cerraron el paso sobre la calle 46 Poniente para realizar el operativo.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Autoridades realizan operativo en La 46 Poniente, en Puebla.

Elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) ingresaron a varios locales. La zona quedó resguardada por agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Agentes ministeriales ingresaron a varios locales.
Vehículo de la Fiscalía de Puebla en la zona del operativo. Creditos: Jesús Lima

Las autoridades aseguraron mercancía de dudosa procedencia y al sitio llegaron camiones para llevarsela.

Los comerciantes decidieron cerrar sus establecimientos debido a la intervención policial en toda el área.

En el operativo más reciente, la FGE aseguró más de 22 toneladas de autopartes y clausuró aproximadamente 20 locales comerciales.

Los comerciantes de la zona cerraron sus negocios.
Agentes armados en las calles aledañas a La 46 Poniente. Creditos: Jesús Lima

Se manifiestan comerciantes de la 46 Poniente

El 28 de julio, locatarios de la 46 Poniente marcharon y se manifestaron para exigir a las autoridades los dejen laborar.

Los vendedores acusaron a las autoridades ministeriales de saquear su mercancía, sembrar droga y artículos robados en sus establecimientos, para así poder clausurarlos.

Aseguraron que los uniformados no les permitieron comprobar la legal procedencia de su mercancía.

Te puede interesar: