¡Comparte!

Este jueves 3 de febrero del 2022 el ex gobernador de Puebla, Mario Marín Torres cumple un año de haber sido detenido en Acapulco, Guerrero.

También cumple un año de haber ingresado al Centro de Readaptación Social de Cancún, Quintana Roo y hasta el momento no hay grandes avances en el proceso que se llava en su contra por el delito de tortura en contra de Lydia Cacho.

La semana pasada la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) le negó a la periodista Lydia Cacho el derecho de que se atraiga su caso para detener el presunto tráfico de influencias del empresario Kamel Nacif Borge, quien está implicado en el caso y quien, según la propia Cacho, interviene en las determinaciones del Tribunal en Quintana Roo.

El máximo tribunal avala la impunidad de nuevo, luego de 16 años de batalla judicial, luego de que el #EstadoMexicano4T reconociera que fui torturada y me ofreciera disculpas, las mafias de trata de niñas siguen incrustadas en el actual Gobierno, escribió Cacho.

Además, cuestionó al Ministro Presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar sobre qué procederá en su caso, quien hasta el momento no ha emitido respuesta.

Por lo pronto, Mario Marín Torres en prisión se ha mantenido saludable a pesar de que recién se le ingresó al centro penitenciario su defensa argumentó que buscarían prisión domiciliaria pues supuestamente sufre de un malestar renal en uno de sus riñones.

Hasta el momento fuentes cercanas a su defensa descartan que Marín se haya contagiado de covid-19 en el centro penitenciario, otro de sus temores cuando recién llegó a la prisión la noche del 3 de enero del 2021.

Mientras dos de sus victimarios han corrido con suerte, la periodista vive su exilio en Madrid, España. En noviembre la periodista obtuvo la ciudadanía española por el peligro de muerte al pisar México, y en diciembre presentó la obra de teatro “Infamia” que relata su historia.

La caída de Marín

A pesar de que la justicia alcanzó al ex gobernador poblano apenas el año pasado, el peregrinar de Lydia Cacho ha sido de más de 16 años. Marín se mantiene en prisión, el ex jefe de la Policía Judicial, Adolfo Karam, quien aún está prófugo de la justicia, y Kamel Nacif Borge, quien consiguió la revocación de su orden de aprehensión en julio del 2021.

Los tres forman parte de una lista de 11 funcionarios y otros personajes públicos que participaron en un complot para detener, torturar e ingresar al penal de Puebla a la periodista como castigo por mencionar a Kamel Nacif en el libro “Los Demonios del Edén” como uno de los asistentes a las fiestas del pederasta Jean Succar Kuri en Cancún, Quintana Roo.

El empresario Kamel Nacif y el ex gobernador Mario Marin acordaron la detención de Lydia Cacho iniciándose un proceso penal por el delito de difamación y calumnia que se realizó de manera exprés ante el Poder Judicial y la jueza Rosa Celia Pérez Gonzalez liberó la orden de aprehensión que se ejecutó a través de la Policía Judicial que en ese entonces dirigía Adolfo Karam Beltrán.

El acuerdo quedó exhibido a través de las grabaciones en las que se escucha las llamadas telefónicas entre el gobernador y otros personajes, las cuales fueron publicadas por el diario La Jornada el 14 de febrero del 2005.

Los agentes de la Policía Judicial siguieron órdenes precisas de Adolfo Karam quien exigió que la periodista fuera traslada sin abrigo y vía terrestre desde Cancún a Puebla por lo que la periodista enfermó en el viaje y mientras la movilizaban iban torturándola de manera psicológica amenazando con violarla, ahogarla y tirar su cuerpo.

El trayecto fue de mil 500 kilómetros hasta la ciudad de Puebla. La periodista enfermó con un cuadro agudo de enfermedades respiratorias que presentó mientras estuvo en prisión. Y finalmente logró su liberación después de pagar una fianza de alrededor de 106 mil pesos.

Foto de Mario Marín Torres. Foto: Especial

La detención de Marín

Como PÁGINA NEGRA informó, los elementos de la Fiscalía General de la República detuvieron al ex gobernador Mario Marín Torres en Acapulco, Guerrero, según informó el periodista Ciro Gómez Leyva a través de su cuenta de Twitter.

Según Gómez Leyva, Mario Marín será trasladado en breve a la ciudad de Cancún, Quintana Roo, donde es requerido por la justicia por el delito de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho Ribeiro.

Mario Marín era buscado desde el 11 de abril del 2019 junto al ex jefe de la Policía Judicial, Adolfo Karam Beltrán y el empresario Kamel Nacif Borge, quienes todavía se mantienen prófugos de la justicia.

Como PÁGINA NEGRA informó, la liberación de las órdenes de aprehensión contra estos personajes ocurrió días después de que Marín reapareció en la escena política de Puebla apoyando públicamente la candidatura del priista, Alberto Jiménez Merino a la gubernatura de Puebla en las pasadas elecciones extraordinarias en las que resultó electo el actual mandatario Miguel Barbosa Huerta.

Edmundo Velázquez

Edmundo Velázquez

Es egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación por la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y cursó la maestría en Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos...