¡Comparte!

Autoridades de Puebla rescataron a cuatro niños, de entre dos y nueve años, que sufrían maltrato. El operativo ocurrió el 14 de julio de 1982 en la colonia La Loma de la ciudad de Puebla.

Después de recibir una denuncia anónima, la trabajadora social del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF), María Elena Camacho Barbosa, acudió al domicilio 7419 de la calle 29 Norte. En esa casa encontró a cuatro niños sobre una cama.

Mientras salía a trabajar, un sujeto ataba de pies y manos a una de sus hijas.
Foto de cuatro niños amarrados de pies y manos dentro de una habitación. Creditos: El Sol de Puebla

Minutos después, Arnulfo Saldaña, agente del Ministerio Público llegó a la casa y destrozó el candado y la cerradura de la vivienda. La niña mayor, estaba sujeta a unas cuerdas que le impedían mover sus brazos y piernas.

Después de examinar a los niños que sufrían maltrato, las autoridades observaron que no tenían marcas por lesiones.

Los cuatro niños que sufían maltrato estaban encerrados en un cuarto

En el cuarto, sobre una estufa de petróleo y cerca de una pared de madera, había una veladora encendida, objeto que pudo ocasionar un incendio.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Ninguno de los niños asistía a la escuela y tampoco sabían cuál era su apellido. La hermana mayor declaró que su papá solo les daba de comer por las mañanas y en las noches. Además, explicaron que su padre era la única persona que se hacía cargo de ellos porque su mamá había muerto.

Los niños declararon que su papá solo les daba de comer por las mañanas y las noches.
Fotos del lugar en el que estaban los niños que sufrían maltrato. Creditos: El Sol de Puebla

A los hermanos los llevaron a la Casa de Cuna Palafox y Mendoza de la ciudad de Puebla. Personal de la Procuraduría General de Justicia y del DIF citó al padre de los niños para llegar a un acuerdo sobre la custodia.

Cuando las autoridades rescataron a los niños, el personal del DIF desconocía el paradero de su papá. El hombre se dedicaba a vender rehiletes en el centro de Puebla.

Con información del periódico El Sol de Puebla. Fondo: Hemeroteca Pública “Juan Nepomuceno Troncoso”, perteneciente a la Secretaria de Cultura del Estado.

Te puede interesar:

BONOBUS