¡Comparte!

Las autoridades norteamericanas detuvieron a Francisco Oropeza, el migrante de origen mexicano, acusado por el delito de homicidio contra de cinco personas de origen hondureño

Apenas a unos kilómetros de Cleveland, Francisco Oropeza tuvo apoyo de amigos suyos para esconderse quienes también resultaron detenidos.  

A Francisco Oropeza se le responsabiliza por el asesinato de cinco hondureños en Texas, Estados Unidos el viernes pasado.  

El mexicano se encontraba en el patio de la casa donde vivía y comenzó a echar tiros con un arma de fuego. Uno de sus vecinos, de origen hondureño, le pidió que se calmara. 

El vecino pidió que no disparar porque tenía niños pequeños. Francisco Oropeza se molestó y los atacó con un AR15. 

Luego de disparar contra cinco de sus vecinos, Francisco Oropeza escapó y se le buscó por todo Cleveland.  

La Oficina Federal de Investigación (FBI), hizo circular diversas imágenes de este hombre, quien ya había sido deportado dos veces a México. 

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

En varias ocasiones el mexicano, Francisco Oropeza logró burlar a las autoridades y se instaló en uno de los condados de Texas. 

Según el FBI, el hombre de 38 años de edad huyó y recorrió aproximadamente más de 30 kilómetros y llegó a un poblado cercano donde lo apoyaron para esconderse.  

Durante su huida se difundieron diversas hipótesis, entre elles que su intención era regresar a México. Como PÁGINA NEGRA informó una de las previsiones es que Francisco Oropeza viajara a Puebla.  

En Puebla, aunque no se especificó el municipio, Francisco Oropeza tiene una hija de 6 años de edad, quien vive con su expareja. Sin embargo jamás salió de los Estados Unidos.  

El FBI ofreció alrededor de un millón 440 mil pesos por información que llevara a su paradero desde que escapó. Hasta el momento no se ha informado si será entregaran el dinero de la recompensa. 

Te puede interesar:

Hot Sale Estrella Roja