Etologocaractitud

La naturaleza es una gran educadora y los animales son nuestros maestros

La semana pasada escribí en torno al segundo tomo de Etología y caractitud (Salvador Calva Morales. UMA. 2023), una obra en la cual el autor analiza la etología de cuarenta especies silvestres y, a partir de ciertas puntualizaciones y observaciones de especialista, las traslada al campo educativo, específicamente al desarrollo humano.

En ésta, que es una de sus más recientes publicaciones, Salvador Calva Morales vincula uno de sus aportes teóricos, la caractitud (carácter y actitud) con lo que ha sido una de sus pasiones, el reino animal, pero eso no se queda ahí, hay muchas aristas que mueven al cuestionamiento y a la indagación.

Una de las provocaciones importantes contenidas en el texto, proviene del doctor Enrique Canchola Martínez, quien, junto con un servidor, fue uno de los prologuistas de la obra.

Canchola Martínez —profesor titular de carrera nivel C de tiempo completo, del Departamento de Biología de la Reproducción, División de Ciencias Biológicas y de la Salud de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa y experto neuroendocrinología experimental— introduce en el libro una incitación conceptual: la etologocaractitud.

Desde su amplia experiencia como educador e investigador científico, Enrique Canchola hace un planteamiento digno de ser tomado en cuenta, por ello, y con la autorización del autor del libro y del propio académico, a continuación reproduzco las breves líneas contenidas en la publicación.

Salvador Calva Morales, gestor de la EtologoCaractitud, es el título que colocó a sus líneas el también estudioso de la poesía a la luz de las neurociencias, radicado en la Ciudad de México.

Aquí el texto:

Salvador Calva Morales describe en este libro su gran pasión y conocimiento de la Zootecnia y de la conducta animal.

Con lujo de conocimiento el autor describe el carácter, el temperamento y la personalidad de cada uno de los animales, se adentra en el análisis de las características psicológicas y morfológicas de estos y sus semejanzas físicas con las personas; con esto, hace una interesantísima correlación de las semejanzas que permiten conocer el carácter y la condición psicológica del hombre.

Con lo anterior propone una nueva disciplina; la EtologoCaractitud, que es el análisis conductual del carácter y la actitud ante una situación específica.

En este ensayo puede apreciarse la importancia de la teoría fisiognómica y la psicología del hombre y los animales, que tienen en común la observación y la interpretación de los rasgos físicos, especialmente la interpretación de los rasgos faciales y corporales de una persona, y su correlación con la psicología animal.

Aunque la fisiognomía y la psicología del hombre y los animales son diferentes, hay cierta superposición en su análisis. Por ejemplo, la observación de ciertos rasgos en los animales puede proporcionar información sobre su estado emocional, como una cola agitada en un perro puede indicar que está feliz o entusiasmado. De manera similar, algunos estudios han intentado establecer un vínculo entre ciertos rasgos faciales de las personas y su personalidad o comportamiento.

Es importante señalar que la psicología del hombre y los animales se basa en la investigación científica rigurosa y en la observación objetiva y sistemática, mientras que la fisiognomía carece de una base empírica sólida y ha sido criticada por su falta de objetividad y potencial para generar estereotipos y prejuicios, sin embargo, es importante mencionar que no podríamos entender sin estas comparaciones morfológicas de semejanzas entre animales y humanos el análisis desde el punto de vista psicológico histórico y literario del comportamiento del hombre y la moral, que ha tomado como referencia el parecido de una persona con un animal en particular.

En este libro Calva Morales no solo describe como John B. Watson o Burrhus Frederic Skinner, la conducta de los animales, sino que va más allá escudriñando los aspectos psicológicos y espirituales, si es que los animales tuvieran espíritu con lo cual propone una nueva disciplina dentro de la etología qué es la EtologoCaractitud.

En este libro Calva Morales, a diferencia de John B. Watson, fundador del conductismo, que utiliza una corriente psicológica que se centra en el estudio de la conducta observable y medible de los individuos como expresión física a un estímulo, propone con su EtologoCaractitud, que las conductas humanas y animales, son la manifestación de los procesos cerebrales, mentales y de los procesos psicológicos internos que son impresos en la conciencia mediante las interacciones sociales, los dones espirituales y humanos que determinan las actitudes del hombre y de los animales.

En síntesis, Calva a diferencia de Watson propone que no todas las conductas humanas son aprendidas, sino que existe una fuerza o entidad divina que la constituye.

Por su parte, Calva Morales, igual que Burrhus Frederic Skinner señala que el comportamiento es susceptible de ser moldeado y alterado por medio del condicionamiento operante, el cual consiste en fortalecer o debilitar una conducta mediante el uso de actitudes de respeto y bondad.

Y al igual que Aristóteles, se adentra al análisis de los impulsos y los deseos que transforman la conducta del individuo, precisando que los animales presentan rasgos de temperamento parecidos a los del hombre, que se correlacionan con las características físicas y con el sustrato neurológico.

Hasta aquí la reproducción del texto escrito por quien también es profesor en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Indudablemente el aporte de Canchola Martínez no solo enriquece la obra que prologa, también arroja varios elementos que deben ser considerados a la luz de la psicología, la pedagogía y la propia etología.

En su conjunto, Etología y caractitud tomo II, es una  obra de gran valor para los lectores de todo tipo, en particular, para quienes están interesados en temas educativos y en el comportamiento de los animales.

Abel Pérez Rojas (abelpr5@hotmail.com) es escritor y educador permanente. Dirige: Sabersinfin.com  #abelperezrojaspoeta

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

BonoBus BUAP
Abe Pérez Rojas

Abel Pérez

Es doctor en Educación, creador de la plataforma de Saber sin fin, en la cual se difunden contenidos de cultura como literatura, música y mucho más. Es poeta y escritor, ha conseguido diferentes premios...