Género y Desastres Naturales

¿Afectan de forma distinta los desastres naturales a las mujeres y a los hombres?

Parecería que no, pero sí.

La reciente contingencia ambiental provocada por la intensa actividad volcánica del Popocatépetl ha puesto en marcha acciones de contingencia, evacuación y atención. Pero ¿deberían estas acciones considerar la incorporación de una perspectiva de género? Sí y aquí explico por qué.

De acuerdo a ONU HABITAT, quienes han realizado investigaciones sobre el impacto de los desastres naturales en las mujeres en más de 141 países desde 1991 se encontraron 4 hallazgos super interesantes.

1.- En el ciclón en Bangladesh en 1991, el 90% de las personas que murieron fueron mujeres.

2.- Durante la emergencia del huracán Katrina en Estados Unidos, la mayoría de las víctimas atrapadas en Nueva Orleans eran mujeres afroamericanas con sus hijos, el grupo demográfico más pobre de esa parte del país.

3.- En Sri Lanka, fue más fácil para los hombres sobrevivir durante el tsunami porque a los niños, se les enseña a nadar y trepar a los árboles pero a las niñas no. Este prejuicio social reduce las probabilidades de que niñas y mujeres sobrevivan a futuros desastres 

4.- Y en la Ciudad de México en el terremoto del 19 de septiembre de 2017, las cifras oficiales reflejan que, de un total de 228 personas fallecidas, 138 fueron mujeres; es decir dos mujeres por cada hombre

Después de diversos análisis se detectó que las mujeres y las niñas tienen 14 veces más probabilidades de morir que los hombres debido a las diferencias de género, los roles tradicionales de género, la violencia de género y a las desigualdades existentes relacionadas con sus derechos económicos y sociales

¿Por qué las mujeres no evacuan? porque miles tiene a su cuidado a niños, enfermos, adultos mayores y hasta mascotas. Muchas de las mujeres que no evacuaron sus casas en los terremotos del 85 y de 2017 no lo hicieron por no dejar solos a sus familiares.

La segunda razón tiene que ver con la violencia. Las regiones donde se tolera la violencia y discriminación de género, las mujeres y las niñas viven mayores riesgos, no solo porque mueren en los desastres, sino porque la incidencia de la violencia de género aumenta de forma exponencial durante y después de los desastres.

Hay mujeres que no evacuan sus hogares en riesgo por miedo a “desobedecer al marido” por miedo a salir de casa y que les peguen. Estos factores pasan desapercibidos porque la violencia familiar y de pareja ha sido normalizada a niveles intolerables.

Y finalmente, los albergues no cuentan con perspectiva de género, en medio de una crisis por un desastre natural, no se diseñan los mecanismos de prevención con perspectiva de género. ONU HABITAT analizó que los casos de violencia sexual aumentaban contra mujeres y niñas en estos espacios debido al hacinamiento y la falta de condiciones para garantizar la seguridad al interior, ya que se prioriza la seguridad hacia el exterior ante la contingencia por el desastre, descuidando lo que ocurre al interior. Un hombre no teme que lo violen, igual que una mujer o una niña en un albergue. 

Por eso es tan importante que las autoridades consideren que incorporar la perspectiva de género en la gestión de los desastres naturales, no se trata de un tema menor, sino de garantizar la seguridad y la integridad de la otra mitad de la población.

Te puede interesar:

BONOBUS
Marisol Calva

Marisol Calva

📢Feminista 💜 en lucha por nuestro derecho a decidir 💚 #SeráLey | Politóloga