Arquímides Ríos

Posted inLas Obras

Arquímides Ríos

A mi tío Sergio; celebro su vida

Las largas charlas con mi tío Sergio fueron una fuente de datos, anécdotas y ejemplos. Casi de cualquier tema.

De las pocas personas que conocí que supieran de economía política, pero principalmente hablábamos de negocios.

Aquí tendría que aclarar que a pesar que fue un exitoso empresario junto con mi tía Carmelita, él era de pensamiento comunista, apegado ideológicamente a la VI internacional.

Maestro de matemáticas y de origen rural.

Así de único y contradictorio fue la persona más congruente que la vida me regaló.

Un diálogo que frecuentemente tenía con él en mis años 20, era que el capitalista que se quedaba con la plusvalía del trabajador, entonces me dijo esas palabras que le darían dirección a mi toma de decisiones futuras:

Tienes dos caminos. O haces la revolución proletaria para abolir el sistema de opresión capitalista como corresponde a tu clase social, o te vuelves capitalista y emprendes tus negocios”.

Por supuesto, como soy un poco flojo tomé el camino más fácil, hacer empresas. Y él me acompañó y apoyó de todas las maneras posibles para aprender y no fracasar en el intento.

Hoy, por ahí de las siete de la mañana, mi teléfono empezó como loco. Le contesté a mi hermana, que de manera sorpresiva me notificó la muerte de mi tío.

Murió por la noche del 5 de diciembre. Me percaté de las llamadas perdidas de Ulises. Hablé con él. Se fue rápido y comiendo su gelatina. Sin sufrimiento, a sus 81 años.

Hace dos semanas mi hermana me dijo que mi mamá quería ir a Chautipa, tierra de la familia Patrón, ya que un primo en Guerrero podría ayudar a que en ese lugar se abriera una telesecundaria. Mi hermana estaba feliz, pues, después de la pandemia, mis papás estuvieran entusiasmados con viajar. Mi papá se apuntó a tal aventura, también mi tío Sergio y mi tío José.

Coincidimos en que para ese viaje ninguno de ellos podría manejar. Le marque a mi primo Ulises, por si ya tendría algo pensado, mi sorpresa fue que no sabía nada, pero a lado estaba mi tío y ahí mismo nos organizamos. Osbaldo llevó a mi tío a la terminal y Augusto y yo lo recogimos en la central de Puebla, al otro día emprendieron la aventura y se la pasaron genial.

En este año mi tío Sergio escribió sus memorias en colaboración con Ovidio. Aún están en proceso de edición. En las sesiones, también como testigo, participaba Ulises. Y a mí me tocó estar en una, eran muy divertidas. Por supuesto que será fácil reconocernos ahora que sean publicadas, porque él disfruto mucho haciéndolas.

El hogar de mi tío Sergio y mi tía Carmelita siempre es ese puerto seguro al cual uno regresa. Donde siempre hay comida, café y personas que uno quiere y lo quieren a uno.

Durante mi vida de estudiante era mi lugar favorito de la ciudad.

Ese hogar hoy lo va a extrañar.

El árbol con raíces en suelo rocoso que su tronco atraviesa, y se ve por medio de un cristal en la tienda, y emerge en un hermoso jardín en la parte superior, era donde a mi tío le gustaba leer su periódico.

Hoy agradezco la suerte de que seas mi tío, de haber compartido tantas experiencias a tu lado. Hoy sé que este privilegio único e irrepetible, que me regalaste por 49 años de mi vida, es mi legado, por el que siempre estaré agradecido. Te amo tío, ve en paz.

Tía Carmelita, Osbaldo, Ulises, hoy no tengo consuelo, solo lágrimas para ustedes, los quiero.

Sergio Andraca Patrón
Sergio Andraca Patrón

Las Obras.

BonoBus BUAP
Arquímides Ríos

Arquímides Ríos

Arquimides Ríos Andraca es Presidente del Consejo de Administración de Periódico Central.