Frida Guerrera

Posted inLa Columna Rota

Frida Guerrera

“El Mijis” y la empatía

Esta es mi causa y mi ideal; siempre luchare por la igualdad; defenderá a los que represento como si defendiera a la familia que comparte mi sangre. No importa a quien tenga enfrente. –Pedro César Carrizales Becerra, “El Mijis”.

Quienes siguen está columna semana a semana, conocen que nuestro trabajo está enfocado en dar a conocer las historias de mujeres y niñas que nos han arrebatado, ya sea por feminicidio o por desaparición.

No narramos o acompañamos casos de hombres. No porque no nos interesen, sino porque no podríamos abarcarlo todo. Siempre que una persona que busca a un padre o a un hijo, a un amigo, esposo, les hago saber está situación.

Siempre reflexiono: “¿Qué va a pasar cuando un hombre cercano a mi desaparezca?”. El día llegó.

Cuando supe de Pedro César Carrizales Becerra, “El Mijis”, fue en redes sociales y por su trabajo en la Cámara de Diputados de San Luis Potosí. Me caía mal y lo veía como cualquier otro político queriéndose montar en luchas sociales con el fin de avanzar políticamente.

Sin embargo, todo cambió cuando me buscó vía redes sociales para ofrecerme su apoyo en lo que necesitáramos, intercambiamos celulares y pactamos vernos. Y ese día conocí su historia. A los 12 años ingresó al terrible mundo de las pandillas. Originario de San Luis Potosí y en medio de un ambiente poco favorable dónde además debía aprender a defenderse. “Vivir en un barrio peligroso no es fácil, así que o te adaptas o no vives”, me comentó alguna vez “Mijis”.

Tuvo una infancia difícil y por esa razón se involucró en el mundo de las drogas, del cual se alejó luego de que su hijo mayor fuera atacado por otro grupo de pandilleros.

Desde hace más de diez años se ha dedicado a ayudar a jóvenes con los mismos problemas que él en algún momento tuvo con la intención de sacarlos de las calles y no generar dolor en más familias. Trabajaba en diferentes municipios de San Luis Potosí.

En 2018 fue candidato ganador para diputado local del Distrito 8 por los partidos Morena y Partido del Trabajo. Durante su campaña se enfrentó a un sin fin de discriminación y además fue estigmatizado por sus tatuajes y su forma nada formal de vestir.

Antes de resultar electo fue secuestrado con el objetivo de que declinará en su candidatura. En 2019 sufrió un atentado: fue atacado a balazos en San Luis Potosí. En octubre de 2021 fue también levantado y luego de dar a conocer de inmediato su ausencia fue dejado, golpeado y abandonado en una carretera también de San Luis Potosí, doce horas después.

Ese día que lo conocí me contó estos y otros detalles. El atentado del 2021 ya me tocó vivirlo de cerca. Pese a todo esto ha luchado contra el cáncer, durante prácticamente un año se sometió a quimioterapias para superarlo. Y lo hizo.

Podría contarte mil historias más de él, su apoyo a la comunidad LGBTTTI, a cada causa que lo ha buscado y que él ha apoyado. Y aquí viene la respuesta.

¿Por qué apoyamos ahora su búsqueda? Porque “Mijis” ha abrazado a las Voces de la Ausencia, a estas familias rotas víctimas de feminicidio. Nos ha acompañado en la búsqueda de la identidad de nuestra #BebaDeAragón. Ha rascado fosas para encontrar desaparecidos, Se puso en huelga por la liberación de presos injustamente y debido a su diabetes fue a dar al hospital. En agosto de 2021 cuando regresaba de su quimioterapia en la Ciudad de México, sobre la carretera encontró a un hombre con una yegua muy lastimada. Se detuvo y le ofreció comprarla, el señor accedió y se la vendió, la única razón fue verla tan lastimada de las sangrantes patas. Ese es “El Mijis”. El que ayuda por ayudar, sin ver a quién solo por el simple hecho de ser empático como él siempre lo dice.

Hoy pocas personas se han acercado a Miriam su esposa para ayudarle, o solo para saber en qué pueden apoyarla. Una miserable campaña de desprestigio y burlas se ha desatado desde aquel 8 de febrero de 2022 que se dio a conocer la noticia de que estaba desaparecido luego de ocho días de desconocer su paradero.

“El Mijis” es todo esto que le acabo de comentar y más. Pero también es un padre amoroso y abuelo. Ahora con Miriam, su esposa, tiene dos pequeños bebés, con los que se la pasaba jugando. Miriam me mostró algunos videos no públicos dónde se ve solamente a un padre amoroso, bailando con su pequeño, abriendo regalos en Navidad, durmiendo a su bebita más pequeña.

Sí puede ser que a muchos no les guste o les caiga mal. No es “monedita de oro” como él mismo lo dice. Pero sí debemos aprender a sentir amor y empatía por quien está pasando por una desaparición. Diferentes cuentas falsas han difundido rumores de que ha sido localizado sin vida. No, no es verdad. Hasta el momento no podemos asegurar ni que esté vivo o no.

Al “Mijis” lo esperan sus dos bebés, su esposa y nosotros, sus amigos. Quienes no lo vemos como una nota para golpear a gobierno alguno. Esperamos que Pedro regrese a su vida, a su activismo y a sus ganas por crear para sus hijos un mundo digno. Luego de llevarle la carta que Miriam escribió para el presidente Andrés Manuel López Obrador a “La mañanera”. Hubo respuestas favorables por parte de las autoridades federales. Se ha logrado conseguir ubicaciones del aparato celular de “Mijis” en Nuevo Laredo, Tamaulipas, no podemos asegurar que sea él.

Miriam está temerosa de dar entrevistas pero lo hace por buscar a su esposo y padre de sus hijos. Está dispuesta a levantar cada piedra para encontrarlo. Y quedaremos a la espera de que nos den avances de su ubicación y que regrese con vida. Mientras tanto, les compartimos la carta que le hicimos llegar al presidente el día 14 de febrero de 2022. Porque recuerden la que importa siempre es la voz de la ausencia.

Pedro César Carrizales Becerra, "El Mijis"
Pedro César Carrizales Becerra, “El Mijis” Creditos: Especial

LIC. ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR
PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS

P R E S E N T E

Señor Presidente, perdone si estas letras no siguen las reglas de la diplomacia, pero hoy habla el corazón de una esposa y madre cegada por la incertidumbre.

El 31 de enero de 2022 fue la última vez que lo vi, estábamos en Coahuila, sabía que iría a Nuevo León, pero las autoridades nos dicen que la última vez estuvo en Tamaulipas; éramos varios los que acompañábamos a mi esposo Pedro Carrizales (conocido como “El Mijis”).

Hoy son 14 días de no verlo, de no abrazarlo, de no ver florecer su sonrisa, de no admirar su andar sobre las calles donde transitan los olvidados, de no sentir el amor con el que planeaba ayudar a los presos injustamente, de no mirarlo alimentar y arropar a los migrantes que sobreviven al fuego cruzado y de no escuchar su voz oponiéndose a lo injusto; son 14 días de incertidumbre y de dolor.

No pierdo la esperanza, pero la verdad es que cada día que pasa crece más el miedo de que su vida se reduzca a formar parte de las dolorosas estadísticas de desaparecidos y la mía a las miles de familias incompletas en el país.

Estoy segura que si fuera usted, si fuera yo, o si fuera cualquiera quien estuviera en su lugar, él estaría recorriendo cada estado, ofrecería como recompensa su vida, organizaría brigadas de búsqueda, removería cada centímetro de tierra, caminaría en los barrios que guardan los secretos más ocultos y dolorosos –él cree que ahí está la solución a los problemas del país–, haría huelgas de hambre y si fuera necesaria hasta arriesgaría su vida “negociando” con los malos. No puedo ni imaginarme siendo yo quien lo encuentre en una fosa, de la misma forma que él encontró muchos cuerpos que fueron víctimas de este México violento.

No me queda duda que lo que vive hoy es consecuencia de no tenerle miedo a la tierra que ama; es el resultado de caminar sobre los caminos olvidados; es efecto de una historia de dolor que le hizo comprender al resto; el origen de todo es la confianza de creer que puede cambiar este mundo poco a poco.

Por esto, vengo a pedir su ayuda; aunque reconozco y agradezco todo el apoyo de las autoridades Federales y Estatales, le suplico lo que cualquier esposa en mi situación suplicaría: ¡Ayúdeme a encontrarlo! Él confía en usted. Hay dos motivos que lo hacen andar: las causas y la transformación. Por favor no lo deje solo.

Atentamente

Miriam Martínez Vargas

Frida Guerrera

Frida Guerrera

Frida Guerrera es una de las periodistas más reconocidas en cuanto a seguimiento de feminicidios a nivel nacional. Ha relatado casos, acompañado a familias e incluso ella misma ha apoyado a la detención...