Cálida Navidad

Y sí, me quedé con ganas de usar mis suéteres y chamarras esta Navidad. Cuando hablamos de los efectos del calentamiento global y los cambios climáticos, se decía que poco a poco pasaríamos de lo más lejano, eventos que sólo podríamos conocer por estadísticas y que aunque nos hablaran de la gravedad de este tema en realidad lo veríamos como algo lejano que difícilmente podríamos experimentar, hasta llegar a los más cercanos con los que conviviríamos día a día y nos afectarían en nuestra vida cotidiana. ¿24 grados en plena época navideña? ¡Vaya que esto sí que es una cálida Navidad! 

Lo más grave de este asunto es que los científicos sentencian que el daño que hemos ocasionado al planeta es irreversible y que lo que hagamos hoy beneficiará directamente a generaciones futuras así que si realmente queremos dejar un legado empecemos hoy por construirlo y hagamos caso a las campañas que nos piden dar un descanso al planeta y ser más responsables en nuestros consumos y cuidados del medio ambiente.

Y hablando de temas calientes Ómicron será una de las noticias principales que tendremos las próximas semanas. Los contagios están a la alza y están listos para romper récords en nuestro país con la expectativa de superar incluso los peores días de las 3 olas pasadas. Tras mirar los resultados en estadísticas de contagios no me queda más como conclusión que la siguiente afirmación, ¿Qué poco aprendimos como país en esta pandemia?, una y otra vez cometiendo los mismos y ¡hasta peores errores! 

Además de las autoridades, quien vive uno de sus peores momentos es el semáforo epidemiólogo. Al borde de la falta de credibilidad mientras los medios informativos comparten los datos de números de contagios cada vez mayores, el semáforo sigue en la mayor parte del país en verde. Es verdad el semáforo sólo se refiere a la capacidad hospitalaria, tema que muy poca gente comprendió al igual que las autoridades al no valorar el impacto psicológico que tiene este discurso en los ciudadanos ¡ómicron se pronostica como uno de los peores momentos de la pandemia! Dicen los medios ¡semáforo verde, (piensan los ciudadanos) ya llegará el momento de cuidarse más adelante! 

Tras la pérdida de credibilidad de López Gatell (por algo se suspendieron las conferencias de prensa diarias que nos mantenían al filo del asiento para ser testigos del avance de la pandemia en nuestro país), el semáforo era ese gran referente de la situación y regulador del comportamiento de los ciudadanos pero ahora, al borde de la credibilidad con tantos discursos encontrados e intereses en este tema ¿a quién encomendarnos para que de una vez por todas nos comportemos a la altura y madurez que implica una pandemia?, ¡En fin seguimos con tanto que aprender!

Cálida Navidad la que se vive en varios Estados en donde el crimen organizado levanta la mano y lanza un fuerte mensaje. ¡Asesinatos, cuerpos quemados o abandonados en en pleno centro como regalos de Navidad bajo el árbol (en Zacatecas) es un fuerte mensaje que no sólo es un acto de presencia, el código es muy claro, va para alguien de alto nivel ¿quién es esa o esas personas y que deben responder? La violencia se agrava en nuestro país y no es una coincidencia, estos mensajes son un código rojo para seguridad nacional y para quienes anhelamos por un país seguro. El terrorismo busca siempre despertar el miedo y éste es la peor manera de secuestrar a un país. Quienes estén detrás de estos actos poco a poco lo están logrando, ahora lo que falta es cuándo llegarán los buenos a defendernos.

Continúa escuchando, viendo y leyendo más de mi contenido en @danielfajardomx (Facebook y Twitter), Daniel Fajardo Presenta (Spotify) y por supuesto en www.danielfajardo.mx.

Daniel Fajardo

Daniel Fajardo

Comunicólogo reconocido por el Ayuntamiento de Puebla como “Poblano distinguido”. Productor de contenidos para espacios de prensa, radio y medios digitales, los cuales utiliza para la difusión de...