Cupula

Posted inCúpula

Javier Arellano

Presos políticos: ni son todos los que están…

En el caso de los presuntos presos políticos se debe acotar que ni son todos los que están, ni están todos los que son.

En días recientes mucho se ha subrayado sobre el término “presos políticos”. 

De manera indiscutible, inapelable se debe admitir que el barbosismo tenía la mano pesada y que hizo uso del aparato judicial para cobrar agravios. Eso es un hecho.

Inevitablemente se debe asentir que hubo presos políticos durante la pasada administración y que Arturo Rueda Sánchez de la Vega fue uno de ellos.

Pero ni son reos por causas políticas varios que están en un reclusorio, ni están todos los que deberían estar.

En unos días el ex alcalde de Tehuacán Felipe Patjane Martínez cumplirá cuatro años tras las rejas. 

¿Esto quiere decir que se trata de un preso político?

De ninguna manera. En su momento fueron los propios miembros del Cabildo, la Síndico municipal y los regidores quienes pidieron la formal destitución de Patjane y más adelante presentaron pruebas ante la Fiscalía Anticorrupción.

Evidencias documentales que terminaron por abatir al edil.

También se debe anotar que el entonces gobernador dio facilidades a Felipe para solicitar licencia, retirarse del cargo y enfrentar las acusaciones en libertad.

Hace cuatro años Patjane recibió las llamadas del Secretario de Gobernación Fernando Manzanilla Prieto y los subsecretarios David Méndez Márquez y José Luis Márquez Martínez. 

“Felipe, firma la licencia y vete a tu casa”, le dijeron en más de una ocasión. 

Aquel henchido de soberbia y arrogancia pensó que podía desafiar al aparato oficial.

Sobre el caso Patjane en el juzgado están decenas y decenas de facturas por montos de millones de pesos que fueron pagados por conceptos de “asesorías”, “timbrado”, “servicios profesionales” a empresas desconocidas, en realidad piratas.

Felipe pagó decenas de millones de pesos a firmas inexistentes.

De ninguna forma es un preso político. Es un corrupto, un ladrón que saqueó las arcas de Tehuacán de manera salvaje.

Para éstas fechas ya le haría compañía otro hampón del mismo nivel llamado Pedro Tepole, pero Barbosa ya no pudo ordenar las carpetas de investigación que amerita.

Otro caso emblemático es Eukid Castañón. 

Por favor que no se olvide el audio del “valle de las calacas”; las amenazas de muerte contra abogados; la manera en que intimidaba, amedrentaba a sus contrapartes; la prepotencia que en ocasiones rebasaba al mismo Moreno Valle.

Las historias que se narran de esa etapa en Casa Puebla son imperdibles.

En una ocasión Eukid estalló en la mesa del gabinete; al final Rafael le pidió quedarse y en tono severo le dijo: “Mira cabrón, aquí el único que regaña a los secretarios soy yo, que no se te olvide”.

Los excesos, la soberbia, la forma de conducir grupos criminales y enriquecerse fueron el sello distintivo de Castañón. El Rolls Royce no fue una evidencia “sembrada”, fue una prueba de su modelo de negocios.

En estos momentos tampoco debemos olvidar otro audio en el que Alejandro Armenta y Violeta Lagunes elogian la “lealtad” de Eukid. Ahora sin duda ambos personajes deben congratularse por su liberación.

Incluso, es probable que lo inviten a sumarse a alguna de las precampañas de Morena.

No lo descarte.

Como siempre quedo a sus órdenes.

X @CupulaPuebla

cupula99@yahoo.com  

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM  

Te puede interesar: 

Paquetes de diversión
Cupula

Javier Arellano

Javier Arellano es uno de los periodistas más reconocidos y experimentados en Tehuacán; en su columna Cúpula, detalla y desnuda a la elite tehuacanera, los líderes de la región y también analiza...