Cupula

Posted inCúpula

Javier Arellano

La oposición no tiene posibilidad alguna en 2024

En horas recientes Marko Cortés destapó a Eduardo Rivera Pérez como la carta del PAN a la gubernatura de Puebla. Tal vez así será, pero no en 2024. 

Pero primero veamos las grandes ironías de la política: hasta hace poco el dirigente nacional estaba obsesionado con seguir el juego de Genoveva Huerta para derrumbar las aspiraciones de Lalo Rivera.

Tuvo que intervenir la “nomenklatura” albiazul en un desplegado que obligó a Marko a recular. Solo así Rivera Pérez alcanzó la candidatura que Genoveva siempre bloqueó.

Hoy Cortés pide dejar atrás la contienda interna, pero hace unas semanas alentaba la ambición desmedida de Genoveva.

Si hay un perdedor completo en Puebla, ese es Marko Cortés; otrora lacayo del morenovallismo y pésimo operador en todo el país.

La descripción viene a cuenta porque el PRI se encuentra en la misma situación.

El tricolor de Alejandro Moreno, Néstor Camarillo e Isabel Merlo Talavera nada representa. Tiene todos los vicios y defectos del viejo PRI y ninguno de sus aciertos.

Es opaco, turbio, desconectado de la sociedad; completamente ajeno a los movimientos ciudadanos que sacuden al país.

Tanto PAN como PRI son una oposición de aparador; maniquíes políticos que de vez en cuando cambian el atuendo; pero desde una vitrina observan a una sociedad que nunca podrán alcanzar.

En este contexto nacional, el proyecto unipersonal, unidimensional y unilateral del presidente López Obrador se impone con la bandera de las causas sociales.

Por supuesto ni la economía popular ha mejorado; ni la violencia se ha contenido y aún está muy lejos el sistema de salud tipo Dinamarca que nos ofrecieron.

El presidencialismo de AMLO se sostiene en dos pilares: los programas sociales, el apoyo económico que llega a los hogares de millones de mexicanos. Y en segundo lugar la esgrima retórica que todos los días blande el Ejecutivo contra sus adversarios reales o imaginarios.

La Cuarta Transformación se sostiene sobre la base de los programas sociales. Aún se ignora si continuarán más allá del actual sexenio; lo cual es sumamente difícil, so pena de colapsar otras áreas vitales de la administración federal.

El aparato oficial ya muestra síntomas de debilitamiento estructural por la austeridad impuesta desde Palacio Nacional.

La novedad y la oferta propagandística hacen que el carro oficial aún avance; pero no se sabe hasta que momento podrá estirar la liga del presupuesto.

El otro pilar del régimen, el cáustico, el ácido discurso presidencial va a llegar hasta el último día del sexenio. Su radicalismo e ímpetu para fustigar a sus críticos cada día es más severo e inflexible; lo que nos anticipa algunos años más de cruentas batallas mediáticas.

Pese a la abierta y áspera confrontación con la cúpula del periodismo, López Obrador sostiene altos índices de aprobación social. Y a pesar de los constantes desaciertos de Mario Delgado, Morena aún se mantiene como la fuerza hegemónica en el país.

Desde este momento es claro que ni PRI, ni PAN tienen posibilidades para el 2024. Ni en la presidencia de la República, ni en el estado de Puebla.

Las crisis del albiazul y el tricolor que se observan en la entidad se replican en todo el país. 

El partido color café rojizo volverá a arrasar en las urnas. Aunque sin la presencia del patriarca rápida, aceleradamente se va a fracturar hasta niveles irreparables.

El futuro pertenece a Morena, pero la candidatura presidencial aún es incierta.

En ese sentido los intereses norteamericanos jugarán un papel determinante. Ya desde este momento están mostrando una atención mayúscula. Utilizarán todos los medios ortodoxos o subrepticios para influir en la entrada de un gobierno mesurado, equilibrado, alejado de las posturas radicales.

Washington entiende la dinámica de la sociedad mexicana que busca un liderazgo social como si fuera la necesidad de una figura paterna, pero sus intereses habrán de incidir en una decisión ecuánime.

Para la élite norteamericana, el sucesor ideal es Marcelo Ebrard y en ese sentido van a operar.

Al tiempo.

Como siempre quedo a sus órdenes.

Cúpula:

Tw @CupulaPuebla

[email protected]

Cupula

Javier Arellano

Javier Arellano es uno de los periodistas más reconocidos y experimentados en Tehuacán; en su columna Cúpula, detalla y desnuda a la elite tehuacanera, los líderes de la región y también analiza...