Cupula

Posted inCúpula

Javier Arellano

Bartlett: remasterizado y con mayor influencia

Hace unos días, cuando de manera sorpresiva las redes sociales del presidente López Obrador arrancaron una transmisión con funcionarios de su gobierno y ejecutivos de la empresa española Iberdrola nadie sabía que en esa gran mesa de Palacio Nacional culminaban dos años de negociaciones.

El Secretario de Hacienda Rogelio Ramírez de la O informó la adquisición de 13 plantas por un monto de 6 mil millones de dólares.

El mandatario federal presentó la negociación como una nueva “nacionalización”. Para AMLO la compra representa un episodio solamente comparable con la nacionalización del petróleo que realizó el General Lázaro Cárdenas del Río.

El ánimo en el aparato federal es de júbilo, aunque por supuesto aparecen otras voces que disienten del ánimo presidencial.

Para tener un panorama más amplio de lo que representa y las secuelas de esta negociación se recomienda seguir algunas lecturas.

En Twitter se debe leer a Ramsés Pech @economiaoil y a Jorge A. Castañeda Morales @jorgeacast.

Aunque sin duda alguna el análisis más completo que se ha publicado en la citada red social es de Esteban Pagés Patrón @Estebancpp. Todos ellos representan voces expertas en el tema energético.

Ya en el terreno periodístico Ricardo Raphael publicó en ‘Milenio’ un artículo intitulado “La falsa nacionalización eléctrica” y por su parte Claudia Villegas de revista ‘Proceso’ aborda el tema en una amplia nota que por alguna extraña razón enviaron hasta la página 47.

Empero al margen de las lecturas técnicas la negociación ya se concretó; es un hecho consumado y será una de las banderas de la 4T en busca de un lugar en las páginas de la historia.

La lectura política nos presenta a un mandatario que realizó un acuerdo de enorme calado y a su lado se coloca el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) Manuel Bartlett Díaz.

Hasta el día anterior el político veterano era uno de los hombres más influyentes en Palacio Nacional, pero a partir de ese momento su preeminencia se acrecentó.

Versiones extraoficiales aseguran que el titular de la paraestatal fue uno de los operadores de la mega negociación con Iberdrola. Que en su equipo concibieron la idea de hacer la compra de 13 plantas y que la presentaron al presidente precisamente como una operación de trascendencia histórica.

A partir de ese día la influencia de Bartlett es mucho mayor. Los hechos están a la vista.

Queda constancia para quien sepa entender.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Yayo Casas y el arranque de los destapes en los municipios

El presidente López Obrador en su afán por posicionar a su “corcholata” preferida, la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum se vio precisado a anticipar, adelantar el juego sucesorio.

No calculó los incidentes imponderables.

En todo ejercicio político siempre aparecen factores fortuitos, incluso azarosos que afectan de manera decisiva la imagen del suspirante.

Al precipitar el juego por la sucesión AMLO colocó a Sheinbaum en medio de una tormenta anticipada y cada suceso en el Metro, cada crimen o incidente en las calles de la urbe están cambiando rápidamente la percepción social.

Pero al adelantar la sucesión presidencial también dio un banderazo de arranque a los suspirantes por las gubernaturas.

En el caso de Puebla vemos a Olivia Salomón Vibaldo, Ana Laura Altamirano, Julio Huerta Gómez, Alejandro Armenta y Nacho Mier en plena puja por llegar a Casa Aguayo.

Y desde hace unos días esa dinámica adelantada comenzó a reflejarse en los municipios, lo que causará desgarriates de proporciones inimaginables. En algunas comunidades el pandemónium será épico y las consultas se van a resolver a balazos.

En algunos municipios no hay ley, ni orden y ante la frenética efervescencia de los destapes adelantados lo que veremos será un desastre.

Por supuesto depende mucho de los municipios y las figuras que busquen las anheladas presidencias. No se puede comparar a Cuautlancingo con Ajalpan.

Por ejemplo, hace poco el empresario Eduardo García Casas expresó sus intenciones de buscar la presidencia municipal de San Andrés Cholula, por la vía del Partido del Trabajo (PT).

Desde hace algunos años el popular Yayo Casas ha mostrado su interés en la referida alcaldía.

Sin duda alguna se trata de una carta sólida que podría postular la alianza PT-Morena.

Es un empresario de solvencia económica y moral. Se mueve entre constructores, restauranteros; conoce a fondo la industria vinícola y la mezcalera.

Tiene un total conocimiento de la problemática de San Andrés Cholula.

En la esquina de enfrente las posibilidades de que Edmundo Tlatehui Percino repita en el cargo son mínimas.

Se debe entender que el triunfo electoral de la oposición en 2021 se debió al efecto Claudia Rivera Vivanco. Fue de tal calado la aversión contra la expresidenta municipal que arrastró a Morena en toda la Zona Metropolitana de Puebla (ZMP).

Por eso fueron los triunfos panistas en la mancha urbana del centro del estado. Algo que no ocurrió en las regiones del interior.

Y aunque los amigos empresarios de Tlatehui piensan que sus billetes lo pueden reelegir lo cierto es que en 2024 la ola de Morena será solo comparable a la 2018.

Quien sea el candidato de la coalición PT-Morena tendrá el pase directo a la presidencia municipal. Yayo Casas lo sabe y es el primero en apuntarse.

Estaremos atentos.

Como siempre quedo a sus órdenes.

Tw @CupulaPuebla
cupula99@yahoo.com

Hot Sale Estrella Roja
Cupula

Javier Arellano

Javier Arellano es uno de los periodistas más reconocidos y experimentados en Tehuacán; en su columna Cúpula, detalla y desnuda a la elite tehuacanera, los líderes de la región y también analiza...