Cupula

Posted inCúpula

Javier Arellano

Armenta: tras los pasos de Mejía Berdeja

Durante los últimos años el abogado Ricardo Sóstenes Mejía Berdeja se desempeñó como Subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana del gobierno federal. Era el brazo derecho de la titular Rosa Icela Rodríguez Velázquez. 

Cada semana se presentaba en la conferencia matutina del presidente López Obrador para hacer una síntesis de las acciones emprendidas en materia de Seguridad. Frecuentemente el mandatario le expresaba una especial consideración. Las referencias a su atinada labor eran habituales tanto en público como en privado.

Empero todo se fue el barranco el 12 de diciembre de 2022 cuando el dirigente nacional de Morena Mario Delgado presentó a Armando Guadiana Tijerina como el candidato a la gubernatura de Coahuila.

En ese momento la relación de terciopelo se rompió y quedó convertida en un pedazo de cartón tirado en el piso. Mejía Berdeja abandonó su cargo. Ni siquiera se despidió del presidente de la República y tampoco de Rosa Icela.

En unos días se presentó como formal candidato del Partido del Trabajo (PT) en Coahuila y ahora pretende menoscabar, mermar las posibilidades de Guadiana, aunque es poco probable que lo logre. Morena en Coahuila, como en todo el país representa una fuerza hegemónica y preponderante.

La figura folklórica de Guadiana, su pasión por el Super Bowl, las pachangas, fiestas y excesos que protagoniza nada representan. 

El senador con licencia avanza cómodamente sentado sobre la alfombra guinda del partido lopezobradorista y los hostiles esfuerzos de Mejía Berdeja -aunque incisivos-, no hacen mella en la campaña de Morena.

La referencia al contexto de Coahuila viene a cuenta porque hace unos días el senador Armenta Mier ofreció una conferencia de prensa en la que arremetió de manera particular contra Moisés Ignacio Mier Velazco.

El carácter de Armenta es de sobre conocido. Es alguien que no puede ocultar sus emociones y la exaltación rápidamente lo rebasa, lo desborda. Alejandro es eminentemente emocional, no puede ocultarlo. Basta una pequeña chispa para detonar una explosión. 

Fácilmente estalla ante la menor provocación y aquella conferencia no fue la excepción.

“Claro que no va haber choque de trenes… si vamos como 20 estaciones arriba… La única opción (de Ignacio Mier) es la imposición”, afirmó Alejandro.

El mismo día se publicó la entrevista que el legislador concedió a Jorge Rodríguez Corona de ‘El Sol de Puebla’; ahí afirmó que “ejercerá la fuerza social que ha construido en el tiempo para impedir una imposición en Morena, para hacer que los ciudadanos sean escuchados a la hora de definir el candidato a gobernador”.

Se debe subrayar que en sus intervenciones Alejandro nunca menciona a Olivia Salomón Vibaldo o Julio Huerta Gómez. Toda su discordia y encono se centran sobre Ignacio Mier.

Pero sus expresiones merecen especial atención, ¿a qué se refiere Armenta concretamente cuando alude a la fuerza social para impedir una imposición?

Claramente deja entrever protestas y movilizaciones sociales; es decir un levantamiento ante lo que él consideraría una “imposición”.

Desde este momento señala que es el único que puede ser ungido toda vez que es un “Shinkansen”, un tren bala de alta tecnología, como los que conoció en su reciente viaje a Japón y que va 20 estaciones arriba. En tanto que Mier Velazco es un “tren de vapor”. 

Para el senador no hay otra opción más que su candidatura. Cualquier otra figura está descalificada y rebasada por mucho.

La actitud de Armenta es como decir “Yo soy el único, no hay otro. Nadie me puede alcanzar. Y si me quieren imponer a Ignacio Mier entonces voy a mover mi estructura social”.

Desde este momento lo está diciendo abierta y públicamente.

En nuestra cuenta de Twitter @CupulaPuebla ironizamos al apuntar: Se están exacerbando los ánimos. Están a punto de darle una inyección de miel a Nacho Mier.

Pero ya seriamente el tema va mucho más allá de la esfera poblana.

¿Cómo tomará el presidente de la República la actitud de Armenta que imita a Ricardo Mejía Berdeja y amaga con una gran fractura social en Puebla?   

Cuando el mandatario federal sea informado de esos desplantes, el oriundo de Acatzingo será muy mal visto en Palacio Nacional. Podemos asegurar que ya no habrá desayuno con tamales de chipilín. 

No se debe olvidar que López Obrador reiteradamente subraya que su gobierno y su movimiento, no aceptan presiones o chantajes.

Otro factor que se debe agregar al contexto es que la relación entre AMLO y Ricardo Monreal está en su peor momento.

Hace unos días desde Palacio Nacional se vetó a los comisionados para el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Esto representa que el acuerdo entre el líder del Senado y el bloque panista nunca fue informado al presidente quien al enterarse de un manotazo tiró las piezas de ajedrez monrealista.  

A ese grado se ha devaluado la relación entre López Obrador y Monreal. Al punto de tirar sus enjuagues. 

Este es el enésimo desencuentro entre el tabasqueño y el zacatecano, quien solamente permanece en el cargo porque el presidente no quiere provocar un escándalo que empañe su movimiento.

Pero es claro que Monreal y los monrealistas no son apreciados en la burbuja presidencial.

En este escenario Armenta arremete contra Nacho Mier a quien acusa de pretender ser impuesto desde Palacio Nacional y advierte con utilizar su “estructura social”.

Es claro que en cada una de sus expresiones Alejandro está siguiendo los pasos del coahuilense Ricardo Mejía Berdeja: un camino hacia la fractura con Morena.

Al tiempo.

Como siempre quedo a sus órdenes.

Tw @CupulaPueblacupula99@yahoo.com 

BonoBus BUAP
Cupula

Javier Arellano

Javier Arellano es uno de los periodistas más reconocidos y experimentados en Tehuacán; en su columna Cúpula, detalla y desnuda a la elite tehuacanera, los líderes de la región y también analiza...