Campos, el capataz en la Dirección de Protección a Funcionarios

Hay espacios que no terminan de ser del todo transparentes en la Secretaría de Seguridad Pública de Puebla.

Y una de estas áreas es la Dirección de Protección a Funcionarios. No es que sea usualmente este espacio sea un área muy ubicable o conocida.

Tuvo incluso sus vaivenes en tiempos de Rafael Moreno Valle Rosas, cuando los llamaron “Los Delfines” y se volvieron casi rockstars por las historias que guardaban entre los funcionarios.

El área se mantiene con todo y la 4T poblana pero en los últimos meses ha tenido como Director General a Juan Carlos Campos.

Si revisamos, Campos tiene un perfil cuestionable para el cargo.

Hasta antes del puesto que hoy ocupa no sabíamos nada de él. Ni de dónde vino ni en qué se desempeñó. Simplemente fue palomeado sin mérito propio.

Según otros de sus compañeros llegó al área incluso sin tener preparación para ser un mando policiaco, o sin siquiera tener una licenciatura. Así de la nada. Y hay quienes han escuchado que presume ser muy amigo de un tal “Capitán Blanco”.

A decir de Campos, su protector “El Capitan Blanco” –que suena como personaje de película– resulta ser muy cercano al gobernador Miguel Barbosa Huerta y, con eso, pretende blindarse de los excesos que comete en contra de los elementos bajo su mando.

¿Como qué excesos? Pues Campos ha cambiado a policías veteranos mandándolos a servicios dignos de novatos y ha metido a novatos en servicios de policías de años (¿recuerdan al escolta cuyo hijo falleció con el arma de cargo?). se han perdido armas durante su corta gestión.

Campos mantiene un régimen de violencia entre secretarias y funcionarios, además de que se pasa por el arco del triunfo la antigüedad de sus subalternos, sus derechos, horarios y demás.

Eso sin contar que se han perdido varias armas de cargo en su gestión. Varias, por no decir muchas.

Nuestras fuentes en el área además señalan que Campos se deja mangonear por María Antonia Montalvo Muñoz, otra funcionaria del área que ha sobrevivido a los cambios, a pesar de presumir ser gente de Ardelio Vargas Fosado.

¿Será que Campos continuará con el régimen de capataz protegido por “El Capitán Blanco”?

¿No un área como la de Dirección de Protección a Funcionarios debería de estar en mejores manos?

Finalmente, de ellos depende la seguridad, incluso del gobernador Barbosa.

Coherente sería tener mejores y más capacitados funcionarios en esa área.

Fotografía de Edmundo Velázquez

Edmundo Velázquez

La columna de Edmundo Velázquez “Cuenta hasta 10” toma su nombre de esa expresión que fue ampliamente difundida en una campaña para evitar la violencia familiar y que se dio a conocer principalmente...