Ahí vienen los Green Block Chains

Siempre me preocupo porque las luces de la casa no estén prendidas en horarios de ocio, cada watt consumido significa la producción de una porción de contaminación de carbono en la atmósfera.

Algo similar le está pasando al ecosistema de criptomonedas, y en especial a Ethereum. Las cada vez más estrictas regulaciones dirigidas a las “Cripto” en cuanto a las emisiones de carbono se han ido endureciendo, incluso la amenaza de la Unión Europea de restringir y bloquear la actividad de este mercado digital ha ido en aumento, y todo debido al uso excesivo de energía eléctrica.

Ahí vienen los Green Block Chains
Cotización de criptomonedas del 21 de septiembre de 2022 Creditos: Cortesía

Pero, ¿en qué parte del proceso de construcción de las criptomonedas se consume más luz?, la respuesta es en la parte del minado de las monedas digitales. El minado de igual forma tiene muchas etapas, desde cargar el código abierto de Ethereum, hasta la parte de la validación. En realidad, donde se gasta mucha energía eléctrica es en esta última etapa, donde el emisor le muestra el “PoW” (Proof of Worw) al validador.

El” PoW” es el mecanismo en el que el minero muestra al validador que todo el protocolo de liberación de la criptomoneda, individual, es correcto. Es donde se muestra que el esfuerzo computacional es correcto y que la cripto esta lista para ser liberada. En esta parte del proceso es donde se gasta más energía eléctrica. Un estudio hecho en Holanda muestra que Ethereum consume más de 90 TwH ejecutando todo su proceso.

La idea es que Ethereum migre a el “PoS” (Proof of Stake), la idea de esta cripto moneda es que el minero muestre al validador, en conjunto, todas las criptomonedas minadas por su parte en un periodo de tiempo. Es decir, este nuevo proceso valida todos los bloques creados por un minero de en volumen. Con esto se ahorra mucha energía eléctrica.

Aunque Ethereum esta ligado a Bitcoin en su cotización y valor comercial, con este movimiento puede desmarcarse y etiquetarse como una “Green Cripto” ó “Green Block Chain”. Veamos que sucede con los otros integrantes del mercado ante esta decisión.

A pesar de que el ecosistema de la cripto monedas se encuentra en riesgo actualmente, las sobrevivientes tendrán que migrar a procesos de reducción de huella de carbono para aprobar los protocolos de las regulaciones ambientales.

Comentarios: jorge.medinasal@admin

¿Cuánto me trajo el ratón de los dientes?

Columna, Emprende y Aprende

Jorge Medina

Ingeniero Industrial y de Sistemas de profesión, con una Maestría en Economía para Negocios; sus cartas académicas lo llevaron a tener 14 años de experiencia como docente en universidades públicas...