¡Comparte!

Un grupo de militares disparó a camioneta y mató a cinco jóvenes –uno de nacionalidad estadounidense– en Nuevo Laredo, Tamaulipas, la madrugada del domingo 26 de febrero. Lo que derivó en un enfrentamiento entre vecinos y las Fuerzas Armadas.

De acuerdo con los reportes, los cinco jóvenes regresaban a su casa en una camioneta blanca Silverado, luego de haber salido de noche, cuando el Ejército les disparó.

Los soldados abrieron fuego en la colonia Manuel Cavazos Lerma, antes de las 4:00 horas, en el crucero de las calles Huasteca y Méndez, aparentemente sin motivo alguno, pues los jóvenes no se encontraban armados.

De acuerdo con el Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, las víctimas fueron identificadas como Gustavo Pérez Beriles, Wilberto Mata Estrada, Jonathan Aguilar Sánchez, Alejandro Trujillo Rocha y Gustavo Ángel Suárez Castillo (estadounidense). Otro joven, de nombre Luis Gerardo, fue reportado como grave.

Vecinos increpan al Ejército

El activista Raymundo Ramos, presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, indicó el domingo que los habitantes estaban enojados debido a que los soldados le habían disparado a una camioneta tipo pick-up horas antes. El Ejército no respondió de momento a una solicitud de comentarios.

Videos del incidente publicados en redes sociales mostraron a residentes en un altercado con soldados en una calle, cerca de la camioneta acribillada. En uno de ellos se observa que un integrante del Ejército dispara contra el piso con la finalidad de ahuyentar a los habitantes que los encaran.

En otro, se aprecia que un vecino confronta directamente a un uniformado a golpes y reclamándole la agresión a los jóvenes asesinados. De igual forma, aparecen los colonos bastante molestos, pues gritan y confrontan fuertemente a las autoridades.

En más de 30 ocasiones, los soldados accionaron sus armas ante una la presencia de hombres, mujeres y niños que estaban en la colonia.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Minutos después, un oficial molesto porque un ciudadano estaba transmitiendo vía Facebook, le arrebató el teléfono y lo azotó contra el suelo. Ante los reclamos que recibió, disparó en seis ocasiones con un arma corta hacia el piso.

En una declaración grabada, Ramos dijo que los soldados dispararon de forma indiscriminada a vehículos en movimiento en Nuevo Laredo, limítrofe con Laredo, Texas. El activista alegó que los soldados también efectuaron disparos durante la confrontación con los habitantes.

Asimismo, Raymundo Ramos explicó que cuando llegó a la calle Huasteca, había unas 12 unidades del Ejército mexicano que custodiaban la camioneta baleada, mientras se enfrentaban con las y los familiares de las víctimas.

En Nuevo Laredo opera el Cártel del Noreste. En el pasado, la ciudad ha sido escenario de violaciones a los derechos humanos por parte de las Fuerzas Armadas.

–Con información de Sin Embargo

Te puede interesar:

Etiquetas:
BonoBus BUAP