¡Comparte!

A un año de haberse formado el socavón de Puebla, en Santa María Zacatepec, los habitantes han regresado a su precaria economía. Ya no hay interés turístico. La zona ha vuelto a la vida campestre de antes.

El 29 de mayo del 2021, un fenómeno natural agitó la estabilidad de los vecinos de Zacatepec, comunidad del municipio de Juan C. Bonilla, en Puebla. Un enorme hoyo apareció de un día a otro, inesperadamente, absorbiendo la mitad de un campo de cultivo y devorando lentamente la casa más cercana.

Con este socavón llegó la expectativa, la sorpresa y el turismo. Personas de otros estados arribaron a tomarse fotografías desde las azoteas de los tres hogares aledaños. A publicar en Facebook e Instagram la sensación del momento, y comer a unos metros de esa rareza natural.

Sin embargo, a un año de aquel fenómeno, solo quedan los fantasmas de los negocios y la vendimia, pintados en las paredes que advierten, con deslavados rótulos: “Antojitos Socavón”.

Ya no hay memelas, cemitas y quesadillas; tampoco refrescos ni cerveza. Mucho menos las mesas y lonas que, en junio del 2021, los turistas se peleaban para cubrirse del sol y poder disfrutar así la atracción del momento.

Ni una alma en las azoteas, tomándose fotografías y videos, a más de 60 metros del área cercada del socavón de Puebla, dónde, en cambio, solo queda una caseta de vigilancia con dos patrullas de la Policía Estatal, inamovibles.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

La atracción que desapareció

Un joven se levanta del sillón para salir de su hogar a plena tarde. La casa está rotulada con el menú de los antojitos antes ofrecidos a los turistas pues es una de las tres viviendas más cercanas al socavón de Puebla.

Con tono de resignación, explica que todo en Zacatepec ha vuelto a la normalidad, pues asegura que el fenómeno turístico solo duró tres meses.

Alrededor de la zona solo se observan los perros que deambulan sobre la tierra, los gallineros, la hierba crecida y un sillón de madera, cuyo respaldo apunta hacia la zona del socavón de Puebla.

Así luce ahora la zona del socavón en Puebla
Un año del socavón de Puebla: ya no es atracción y la vida volvió a la calma
Así luce ahora la zona del socavón en Puebla

Sin entrar en detalles, el joven señala que ese silencio y esa ausencia de gente es lo que había ocurrido en este lugar siempre, lo cual, significa regresar a la vida cotidiana.

Ahorita ya no viene nadie, ya se acabó esto. Ahorita cada quien anda en lo que hacía antes”.

Ni siquiera los negocios más cercanos a la carretera México-Puebla se salvan. Ya no hay vestigio de los carros que ofrecían “Pan del socavón”. De ello, solo queda un anuncio, pegado junto a una tienda vacía, en la desviación que conecta con el hundimiento.

De este suceso que despertó un interés a nivel nacional, lo último ha sido la entrega de vivienda a la familia, cuya propiedad fue tragada por el socavón, lo cual ocurrió el pasado 16 de mayo, a 12 días de cumplirse un año.

Así luce ahora la zona del socavón en Puebla
Así luce ahora la zona del socavón en Puebla

Te puede interesar: El socavón en Puebla tuvo fama efímera