¡Comparte!

El gobierno del estado y el gobierno municipal apoyarán a las familias de San Pablo Xochimehuacan a no ser reubicadas, sin embargo, resaltó que no permitirán la edificación de viviendas en la zona siniestrada.

El presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez manifestó su apoyo a las siete familias de San Pablo Xochimehuacan que el pasado 3 de febrero exigían al Ayuntamiento no ser reubicadas con motivo de la explosión de finales de octubre pasado.

El edil afirmó que revisará la situación con el gobierno estatal, sin embargo, remarcó que no se permitirá que los pobladores edifiquen viviendas en la zona de riesgo.

Nos vamos a coordinar con el gobierno del Estado, sin embargo, el área de Protección Civil, como ustedes saben, hizo la notificación a todos aquellos predios, y sí estamos en coordinación con el gobierno del estado de que no se pueden edificar nuevamente viviendas nuevas que hayan estado dentro de la zona de la explosión (…) Nosotros no vamos a permitir que se quiere legalizar algo que no está permitido por la ley”, acotó.

Rivera Pérez también comunicó que las familias afectadas ya no dialogaron con representantes municipales, sino que decidieron acudir a instancias estatales.

El pasado 3 de febrero, frente a Palacio Municipal, al menos siete familias de Xochimehuacan afirmaron contar con las escrituras, pagos de predial y los documentos oficiales que los acreditan como legítimos dueños de los predios en cuestión.

Pidieron la intervención de las autoridades municipales para que los dejen volver a sus predios, pues aseguran que no se encuentran dentro de la zona restringida, además de que se niegan a ser reubicados como lo planteó el gobierno estatal.

Hot Sale Estrella Roja