¡Comparte!

Al encabezar la Fiesta Tradicional de la Xochipila, junto al Secretario de Cultura Sergio Vergara Berdejo, la Presidenta Municipal de Xicotepec Lupita Vargas exhortó a las y los ciudadanos a ser embajadores del centro ceremonial, conservando y difundiendo el patrimonio que guarda.

 “A dos mil años, Xochipila sigue siendo un lugar de peregrinación para estar en contacto con nuestras raíces, Xicotepec es Xochipila y es justo voltear a verla más seguido, nos toca respetarla y cuidarla, pues gracias a ella, estamos por cumplir 10 años de ser Pueblo Mágico, en ella tenemos la oportunidad de sentir su magia y energía, y de compartirla a las personas de todo el mundo que nos visitan”, destacó.

 Asimismo, expresó que el sincretismo -entre tradiciones ancestrales y las creencias religiosas católicas-, hacen aún más especial y significativa esta fiesta: “la celebración coincide con la fiesta patronal de San Juan Bautista y las ofrendas que nuestros antepasados brindaban a Xochipilli, dios de la fertilidad. Cada año agradecemos por las cosechas y por un año más de salud y bienestar, un tema que resulta relevante ante la pandemia y que debemos enfrentar unidos”. 

 Por su parte, el Secretario Sergio Vergara Berdejo resaltó que la cultura de Puebla no solo está en su centro, sino también en la periferia, por lo que esta festividad representa orgullo, identidad y cultura poblana; en ese sentido, refirió que se debe continuar inculcando las tradiciones a las nuevas generaciones y trabajar en un documento que guarde la fiesta de la Xochipila, para asegurar que siga viva en el futuro.

 Finalmente, acompañados por los mayordomos y guardianes de la Xochipila, danzas de las comunidades, representantes de colectivos culturales y sociales, instituciones educativas, presidentes auxiliares e invitados especiales, la Presidenta Municipal Lupita Vargas y el Secretario de Cultura Sergio Vergara recibieron los bastones de mando y participaron en los rituales de purificación y enfloramiento, así como el toque del teponastle, para posteriormente realizar la procesión al centro ceremonial, donde continuaron las danzas y rituales propios de la festividad, que cada año reúne a personas de todas partes del municipio en una celebración de colores, música tradicional y convivencia en torno al legado ancestral de Xicotepec.